CARRETERAS INFERNALES

rewqr.jpg

El mes de Agosto ha comenzado y con ello, las operaciones de tráfico. Año tras año me gusta ver los anuncios de la Dirección General de Tráfico por lo impactantes que suelen ser, algunos cruelmente realistas. Anuncios para las campañas de salida y retorno o de alcoholemia. Por mucho que los critiquen, me parecen acertados y muy necesarios.

Tan sólo hay que salir a las carreteras para preguntarse si realmente existe la posibilidad de reducir el número de accidentes y muertos en las carreteras españolas.

En estas fechas cuando me subo en el coche extremo las precauciones el doble de lo que normalmente lo hago. Pero es que el peligro ronda desde cualquier lado, debido al masivo tránsito de vehículos.

Las carreteras se convierten en vías infernales donde cada vez hay más descerebrados y asesinos en serie a los mandos de un volante. Algunos piensan que las carreteras son circuitos donde poner a prueba la potencia de sus máquinas, sin mostrar el más mínimo respeto hacia los que tratamos de circular de un modo legal, dentro de los límites que el código de circulación impone. Ignoran el derecho a la vida que tenemos los que también somos usuarios de dichas vías.

Como digo, no hay más que echarse a la carretera, sobre todo estos días, para comprobar “in situ” la veracidad de lo que estoy diciendo.

Velocidades extremas, maniobras surrealistas, adelantamientos por la derecha, invasiones de carriles, frenadas bruscas, marcha atrás en plena autovía, invasiones de carriles y arcenes, zig-zags, caso omiso a la distancia mínima de seguridad, etc. Se podrían llenar páginas y páginas con las barbaridades que se cometen a diario en las carreteras y que se magnifican sobremanera en estos días de verano, donde los españolitos nos lanzamos en masa a las carreteras, huyendo del infierno urbano y, encontrando desgraciadamente en un alto porcentaje, un camino directo hacia la muerte.

Siempre he pensado que no hay muerte más absurda que aquella que se produce en el asfalto. Vidas sesgadas en un segundo por imprudencias propias o ajenas y que sellan de manera trágica las vidas de muchas familias o condenan a muchos a enfermedades crónicas (tetraplegias, muertes cerebrales, etc).

 

dewdw.jpgdsa.jpg

 

Desconozco si este año las campañas de la DGT lograrán concienciar un poco más a los conductores y así lograr un descenso en el número de muertes.

Erradicar este problema se me antoja una misión imposible, pero aliviarlo si está un poco en manos de todos nosotros, todos aquellos que día a día nos sentamos a los mandos de una máquina que no es ningún juguete.

Esperemos que bajen estas cifras malditas. Si salen ustedes de viaje estos días, recuerden que es tan importante llegar como volver y contarlo. Tengan cuidado y pásenlo bien.

Lord Buworld

About these ads
Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Reflexion

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: