ENTRE JENNYS ANDA EL JUEGO

“Tía Jenny, no veas, que mal rollo, me estaba rallando, o sea que muy mal, no sé, o sea, ya sabes no”

“Jo tía, me estás emparanoyando, que pasada, pero bueno tiene coche…¿NO?”

cafszvc8.jpg

“Sí tía no veas que flipe, tuneado, y una música que es la caña, reggetón to guapo”  

Queridos lectores no se asusten, no es la que suscribe la autora de tal aberración lingüística. Pero al escuchar tales lindezas literarias creo que más de un ilustre escritor español se hubiese levantado de su tumba, o no, que una no está en la cabeza de nadie. Quizás estoy desfasada, quizás he envejecido prematuramente, pero no lo entiendo. Hay muchas cosas que no entiendo, todo sea dicho de paso, pero por qué destrozar un lenguaje tan rico como el español, ¿Es que ya no se enseña gramática? ¿Es que todo se permite a la hora de hablar? ¿No ha habido nadie que le explique a Jenny y a su amiga como se habla? Y por cierto… ¿Quién es Jenny y quién es su amiga? Porque son dos clones. Ambas con sendas coletas altas, pantalones rosa chicle ajustados y dejando ver su tanga, que se note que lo llevan que para eso lo han comprado. Camiseta corta, también ajustada, aunque haga un frío del carajo, que las carnes no van a estar así toda la vida.  Las dos muy preocupadas por el coche del chaval que las “camela”, vaya, que les tira los tejos, porque no nos engañemos un coche tuneado es mucho más vistoso con la rubia al lado… y si son dos mejor que mejor.  ¿Y la música? Eso es punto y aparte. No es que haya escuchado mucho de “eso” llamado reggetón pero… ¡Dios! Es más de lo que mis oídos están dispuestos a soportar. No sé que opinará el ilustre José Antonio en su sección de música, el experto en esa materia es él, pero yo me planto, vuelvo a mis músicas de los 80 y los 90 (que también había basura oiga). ¿Hay alguna mujer que se sienta alagada cuando le dicen “tremendo culo”?, ¿o algo con menos imaginación que el “papi chulo”? Pero bueno, ya lo ha dicho antes, debo ser muy antigua y no comprendo las nuevas formas de conquistar el corazón de una mujer (musicalmente hablando). Y del baile que acompaña al llamado reggetón que me dicen ustedes…¿eh? y se decía que la lambada era el baile prohibido (claro que por aquel tiempo corría el año 89 y ya ha llovido desde entonces). No voy a ponerme apocalíptica, no es mi intención que el mundo crea que una invasión de Jennys está dispuesta a acabar con la “cultura” en el más extenso de sus sentidos. Mi deseo es que como en la serie de televisión V (supongo que alguno la recordará) un reducido número sea capaz de acabar con la amenaza marciana… o no tan marciana. Participen de esta erradicación, si no creen que existen observen a su alrededor, seguro que en su bloque o en su calle hay alguna acechando a ver si pasa un coche tuneado.

Lady Bu

      

Explore posts in the same categories: Cajón Desastre, Lady Bu

10 comentarios en “ENTRE JENNYS ANDA EL JUEGO”

  1. Lord Buworld Says:

    Desde luego no han recibido clases de Cyrano de Bergerac. Es triste pero esa es la realidad, la decadencia de nuestra lengua. Muy bueno tu primer post, no podías haber empezado de mejor manera.

  2. decameron Says:

    Es escandaloso la falta de vocabulario y la simpleza de una gran parte de los adolescentes de hoy día. Será que yo pertenezco a otra época. Me ha parecido una redacción muy exquisita y que da en el clavo. Un gran ensayo.

  3. Lady Bu Says:

    Gracias por sus palabras Decameron. A mi también me parece preocupante la falta de vocabulario de los adolescentes, entre otras cosas, como por ejemplo la falta de perspectivas, de valores, de ilusiones…. En fin, una pena. Yo también pertenezco a otra época y la verdad, me alegro.

  4. SEÑOR FEUDAL Says:

    Lady bu, hablas de las Jennys, ¿Y los johnnys?, ¿Dónde te los dejas?.
    Estos seres si que no tienen desperdicio, entre unos y otras, la decadencia total del término juventud.
    Me entristece pensar que esto es el futuro de nuestra sociedad, personajes para los que su principal existencia no sobrepasa de tres o cuatro acciones como: hacer el vago, estar con la jenny, pillar chocolate y poco mas.
    Muy triste.

  5. Lady Bu Says:

    Sr. Feudal Hablo de jennys porque durante mucho tiempo he trabajado con ellas, pero es cierto, los Johnnys son similares. Lo dicho con anterioridad, una lástima no ver más allá de lo que es fácil.

  6. Ana Says:

    Me uno a esa “resistencia” de la que hablas al referirte a V, jeje. Yo, aunque joven, me alegro de no pertenecer a ese gremio que pulula hoy en día por doquier. Un besito.

  7. Monsergas Says:

    También me uno a lo anterior, y menos mal que no vamos a invertir en el alerón del coche,ni el papichulo. Bien dicho Yolanda.

  8. Rocío Says:

    En el caso anterior, como en alguno por ahí el monsergas era yo, por error. El resto son opinones de Carlos, ok?un besorrrrrrrrrrrr

  9. Lady Bu Says:

    El alerón es imprescindible en cualquier Jenny que se precie de serlo, afortunadamente no nos contamos entre sus filas, doy fe. ¿Para cuándo una monserga del Sr/Sra. Monsergas? Besos para ti también

  10. Nieves Says:

    jajaja, genial! me he reído con tu artículo. Dedde luego, llevas una razón impresionante… pero, yo sí que me alarmo con eso de la “invasión”, porque lo raro es encontrarse a una chica de entre 14-20 años, que no sea Jenny! si para ser moderna, hay que ser “cani”, prefiero ser la mujer más antugua del mundo.
    Besos


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: