UN PASEO POR EL JAZZ

jazz-2.jpg

Hoy quiero hablar sobre un tipo de música que no copa las conocidas listas de éxitos y el ferviente gusto de las masas. Yo la he descubiert o ya con unos años a cuestas, me refiero al Jazz. Recuerdo que hace años me producía escalofríos y un rechazo total, fruto de mi ignorancia, del desconocimiento más absoluto de mis años adolescentes. En verano, solían poner el Festival de Jazz de Vitoria por televisión, y en cuanto aparecía en pantalla, me lanzaba como un poseso hacia el mando a distancia para cambiar el canal.

Hace unos años, realicé un viaje por Escandinavia y en Copenhagen, un amigo me invitó a un Jazz Café. Era un lugar muy pequeño, lleno de mesas amontonadas entre la nebulosa provocada por el humo de tabaco y presidida por un reducido escenario donde un piano, un bajo y una guitarra dominaban la perspectiva de un lugar que se convirtió en mágico para mi. Asistí a una “Jam Session”, donde tres clientes del bar improvisaron de manera magistral temas de John Coltrane o de Duke Kellington. Aquello supuso el pistoletazo de salida para mi interés por la música Jazz. Entonces descubrí que en Málaga existían lugares muy similares a aquel garito danés y logré conocer dos lugares legendarios en los ambientes musicales malagueños. Uno de aquellos lugares era el “Jazz Barbacoa”, en Pedregalejo, que desapareció hace unos años pasto de las llamas. El otro era “El Cantor de Jazz”, en pleno centro, donde era posible asistir a alguna improvisación por parte de los clientes o disfrutar de una maravillosa charla con música de Diana Krall, Van Morrison y tantos músicos de gran nivel. Una música relajante, distante y a la vez magistral.

Hace poco, un antiguo compañero de trabajo me invitó a un concierto de Jazz en el Hotel Puente Romano de Marbella. Su padre es el batería de un cuarteto de músicos excepcional y, entre copas, me contaron algunos secretillos del gremio. Entre sorbo y sorbo de cerveza, fui descubriendo unos sonidos desconocidos pero llenos de sentimientos.

Desde luego, no soy un erudito en música Jazz, pero si puedo asegurar que para la gran mayoría sigue siendo un desconocido y de vez en cuando no está de más acercarse para intentar descubrir algo distinto. Lo único que puede ocurrir es que no te guste, pero si lo hace, te hará sentir la historia y sentimiento que proyectan cada una de sus notas.

Hoy en día me consta que se puede escuchar en Onda Pasadena, un bar cercano al Teatro Cervantes y en otros lugares de Málaga cuyos nombres desconozco.

De cualquier manera, de cuando en cuando, no está mal curiosear en otras músicas. A Madonna y su “Hang up”, podemos escucharla en cualquier disco o pub, pero a la gran dama del Jazz Diana Krall, ya es más difícil. Cada música tiene su momento y el Jazz es una buena alternativa para un momento de relax.

Como siempre, ha sido un auténtico placer poder escribir para esta web.

José Antonio Moreno

Explore posts in the same categories: Acordes y Desacordes, josé antonio moreno, Música

2 comentarios en “UN PASEO POR EL JAZZ”

  1. Elias Says:

    Cojonudo el articulo sobre el jazz.Aunque sabes que no soy aficionado no pongo en duda su valia.

  2. Monsergas Says:

    Estoy con mi primo Elias COJONUDO tu artículo. Yo no soy erudita y sólo nueva aficionada, pero cada día me acerco más a esta música y descubro canciones y artistas que escuho una y otra vez.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: