Connor “El Fuertecito”

 

connor_mccreaddie.jpg 

 En los últimos días ha salido a la palestra una noticia que parece haber conmocionado a la opinión pública inglesa y a mí me ha llamado mucho la atención. Se trata de un chaval de ocho años llamado Connor McCreaddie. Pues los ingleses andan escandalizados porque la criaturita pesa nada más y nada menos que 89 kilos, y hace un par de meses su peso alcanzaba los 100. Y yo me pregunto, ¿de qué nos escandalizamos? Las estadísticas al respecto son contundentes; la obesidad infantil se está disparando año tras año, no sólo en el Reino Unido, si no que en España los niveles empiezan a alcanzar cotas realmente preocupantes.

El caso de Connor resulta aún más llamativo porque el benjamín no llega ni a la decena de años y si echamos un vistazo a la pirámide alimenticia a la que ha sido sometido por su madre, empezamos a flipar en colores. Comida basura (básicamente hamburguesas y pollo frito), bien aderezado con chocolatinas por docenas y regado con caldos ricos en calorías y gases, entiéndase por refrescos y demás sucedáneos. Todo ello, faltaría más, secundado por un estupendo ejercicio físico a base de sofá, ordenador y Play Station.

Parece algo escandaloso, pero si nos paramos un momento y miramos a nuestro alrededor, les puedo asegurar que nuestros barrios están llenos de Connors, que aquí claro está, se llamarán Pepillo, Manolillo o Paquillo. El caso de Connor es elevado a la máxima potencia, pues incluso llegamos a la surrealista situación de que su madre parece más que satisfecha con la educación alimenticia que le ha estado proporcionando a su pequeño vástago desde que tiene uso de razón. Las autoridades Británicas han estado a punto de quitarle la custodia.

Yo, que he vivido en Inglaterra, y muy concretamente a escasos kilómetros de donde reside Connor “el fuertecito”, ya me quedaba acojonado cuando observaba el tipo de alimentación a la que eran dados los británicos y me decía que en España eso no podía ocurrir, joder, si patentamos la dieta mediterránea. Iluso de mí. En nuestra querida piel de toro, en breve, aparecerán pequeños clones de Connor.

Es la consecuencia lógica de la educación que le estamos dando a las nuevas generaciones. Aquí el “mesié”, que nunca se ha caracterizado por ser una sílfide y de tener un cuerpo Danone, en nuestra niñez se nos educaba en la necesidad de una buena alimentación y del ejercicio. Hoy en día, me llama mucho la atención el hecho de que cada vez hay menos niños que pueblen las calles jugando. Se han convertido en pequeños androides abducidos por las video consolas y por el sedentarismo atroz. Las bicicletas son conquistadas por las telas de araña y los balones se desinflan bajo una cama o en un rincón perdido, mientras las compañías de video juegos y de “Fast Food”, cada día aumentas sus ya ricas arcas.

A lo mejor el caso de Connor consigue despertar un poco la conciencia de los que somos padres y logramos inculcar otro tipo de actividades que saquen a nuestros hijos de una peligrosa dinámica. Pero mucho me temo que al pobre Connor lo conviertan en una estrella mediática y le hagan un reality show en el que veamos sus progresos con las dietas que le propondrán las aprovechados y tiñalpas de turno. En fin, no sólo hemos conseguido cargarnos el planeta, también nos estamos cargando la infancia, lanzando a nuestros hijos a los tentáculos de la diabetes o los problemas cardiacos. Ojala me equivoque.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Lord Buworld

One Comment en “Connor “El Fuertecito””

  1. Lady Bu Says:

    ¡Qué hipocresia de sociedad! por un lado alaba la delgadez y el androgismo y por otro lado atiborra a nuestros infantes de comidad basura. Connor no es más que otro niño obeso por culpa de todos, de todos los que preferimos tomar una hamburguesa a tener que prepararnos una ensalada, de todos los que miramos a otro lado cuando esto se está convirtiendo en la norma en vez de la excepción. ¡Viva la dieta mediterranea!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: