PEQUEÑOS PLACERES

guin.jpg

¿Cuál es el sentido de la vida?, ¿Tiene algún significado en especial? ¿Cuál es nuestra meta en el globo? A preguntas como estas no hay una respuesta exacta. Cada cual tiene sus propias conclusiones, opiniones o “cosmovisión”, como diría Dilthey. 

cao5a7ct.jpg

Personalmente creo que la vida es una secuencia de días, todos iguales (corroboro la idea de los Samurais del antiguo Japón). Lo único que los diferencia son los pequeños momentos, tanto buenos como malos. Y se disfruta con los dos, los buenos obviamente, y los malos  cuando sales de ellos,  se da uno el gustazo “doblemente”. En general la vida es una puta mierda, así que vamos a disfrutar de lo que regale en pequeñas dosis.

Esos pequeños placeres que nos sirven para saber que seguimos siendo humanos. A pesar de esa gran existencia materialista que nos bombardea incansablemente.

Nos preocupamos por tener y tener, y no por ser. Al fin y al cabo es lo más importante.

Y puesto que tenemos poco, hay que aprovecharlo al máximo.

Está claro que a medida que una persona va pasando por las distintas etapas de una vida, las situaciones y los compromisos son totalmente diferentes, pero las bases permanecen siempre. Nacer, crecer, reproducirse y morir. Y si nos damos cuenta, tenemos el mismo ciclo que las cucarachas. Valga el ejemplo.

Las pequeñas cosas son importantes, pero no les damos la  importancia que se merecen, y en verdad tienen mucha. Si analizamos las cosas que hacemos la mayor parte del día, exceptuando la parte que le dedicamos al sueño y la parte dedicada al trabajo. ¿Qué nos queda? A  eso es a lo que me refiero. Parte de nuestra vida desperdiciada.

Cosas que para cualquier otra persona puede parecer una idiotez, (habrá personas que estén de acuerdo conmigo) puede ser para mi, siempre desde el punto de vista subjetivo, claro está, lo mejor del mundo. O al menos situaciones en las que uno disfruta, otros lo llaman sentirse realizados/as. Cuestión personal de cada uno.

Tales como tomar un buen café, leer un buen libro (siempre que se puede), tomar cervezas con los colegas, no tener que madrugar, cagar fumando, trabajar lo menos posible(ley de oferta y demanda) tanto pagas, así se trabaja. Pegarse una escapada de vez en cuando, jugar a las cartas  y un sin fin de  actividades desde las eróticas-festivas  hasta el disfrute de cualquier conciertillo musical, para gustos colores. Lo que la imaginación y el bolsillo te permita.

Así que cada uno se lo monte como pueda, pero no desaprovechar  esos pequeños placeres e instantes, como dije antes, a los que no les damos  importancia.

vida.jpg

Señor Feudal

Explore posts in the same categories: Campo de Batalla, Filosofía, Señor feudal

6 comentarios en “PEQUEÑOS PLACERES”

  1. Lord Buworld Says:

    Esos pequeños placeres que comentas pueden ser perfectamente la base para salir indemne de esta jungla en que la vida se ha convertido. Un gran espejo está formado por millones de granos de arena. Esas pequeñeces logran dar un sentido a la vida que no tiene precio. Casi todo lo enumerado por ti, solo una de ellas puede ser razón suficiente para hacer que la vida merezca la pena, aunque tengamos el ciclo vital de una cucaracha o de un escarabajo pelotero. Un gran artículo, Sr. Feudal.

  2. Monsergas Says:

    No se debe olvidar rascarse la marca que dejan los calcetines en el gemelo, que es una de las cosas mas tontas y placenteras del dia.

  3. Rocío Says:

    Pues sí, los pequeños placeres de la vida,¡que estamos empanaos con el día a día! y éstos últimos sí que son ratas a la carrera. Hay que aprovechar esas cosquillas de las cosas buenas. Y si no, siempre podeis leer un libro de esos de autoayuda de título larguísimo que precisamente mientras hacía la cena acabo escuchar recomendar por la radio: ” 22 maneras de caerse bien, actitudes para conquistar la felicidad”.
    En conclusión Amigos, que seuy muy muy muy muy muy FELICEEEEEEEEEEEEEES………………………….Sr. feudal encantada, y un buen artículo.

  4. Lady Bu Says:

    Mi pequeño saltamontes…dar cera, pulir cera. jajaja. Te veo muy oriental en tu filosofía señor Feudal, y no dejas de tener razón en decir que son las pequeñas cosas que no valoramos las que nos hacen felices. Lo importante no es la meta sino el camino, como lo andamos y disfrutamos realizándolo. Como a usted, me encanta disfrutar de una buena música, una buena cerveza y un buen amigo, y actualmente disfruto de la compañía de mi hijo que con una simple sonrisa es capaz de alegrarme lo que podría considerar un día nefasto. Pequeñas cosas para otros quizás pero cosas inmensas para mi persona. ¡Nos vemos en los bares sr. Feudal!

  5. Ana Says:

    Muy buen artículo, sí señor. Me uno a lo dicho, ¿qué sería de la vida sin esos pequeños momentos que, al fin y al cabo, son los más grandes? Supongo que habrá quien no esté de acuerdo, pero yo disfruto más con un buen café en compañía de los míos que una tarde entera de compras, jeje.

  6. Lord Buworld Says:

    Señor Feudal, este artículo sigue muy vigente, de hecho ha sido el que me ha inspirado a escribir el de hoy. Si no fuera por estos pequeños placeres amigo, hace tiempo que nos habríamos ido todos a tomar por culo.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: