Adorado “Gabo”

 

Desde que tengo uso de razón he oído hablar de Gabriel García Márquez y sus Cien años de soledad, considerada una de las obras universales de la literatura hispanoamericana…Sin embargo, no fue esta novela la que me inició en el arte de amar las letras de este escritor.

gabo51.jpggabo21.jpg

 Tenía 17 años y cursaba COU, y tenía que decantarme por una novela (a elegir entre tres) como lectura obligatoria en clase de Lengua: una ya la había leído, otra no me llamaba la atención y la tercera era El amor en los tiempos del cólera. La historia de Juvenal Urbino me llevó a conocer un mundo de sentimientos desconocido para mi. Con cada página que leía anhelaba la siguiente, con cada palabra iba descubriendo al escritor que, con el tiempo, se convertiría en mi favorito. Lloré con el final del libro y una compañera de clase me reveló que a ella también le había ocurrido.

Aquella lectura me llevó a interesarme por la obra de García Márquez y los libros de bolsillo se convirtieron en mi mejor aliado: El coronel no tiene quien le escriba, La mala hora, La increíble y triste historia de
la Cándida Eréndida y su abuela desalmada, El otoño del patriarca,…

Crónica de una muerte anunciada me enseñó cómo un hecho real podía convertirse en una novela con los ingredientes necesarios de toda buena historia.

Con Noticia de un secuestro García Márquez dejó a un lado al escritor para volver a la piel del reportero que había sido en su juventud.

Pero si hay algo que me fascina de la literatura del premio Nobel colombiano es ese componente fantástico que impregna sus escritos, esa pincelada mágica que, a veces, te hace dudar sobre si lo que estás leyendo habrá ocurrido en realidad…En la hornacina no quedó nada más que unos huesecillos menudos y dispersos, y en la lápida de cantería carcomida por el salitre sólo era legible un nombre sin apellidos: Sierva María de Todos los Ángeles. Extendida en el suelo, la cabellera espléndida medía veintidós metros con once centímetros…En Del amor y otros demonios lo pensé más de una vez.

Uno de mis relatos preferidos es uno que pertenece a Doce cuentos peregrinos: El rastro de tu sangre en la nieve cuenta la historia de Nena Daconte, la muchacha que murió desangrada tras clavarse las espinas de una rosa en el dedo en que llevaba su anillo de bodas.

 Y, por supuesto, hablar de Cien años de soledad es hablar de la familia Buendía, es hablar de Macondo…una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos.

Hace un par de semanas, Gabo cumplió 80 años. Parte de su vida ya está plasmada en papel y, como él bien dice, hay que Vivir para contarla. Espero con impaciencia el segundo volumen de una biografía intensa y extensa, contada con la maestría que solo su protagonista podría darle.

Y como todo tiene su fin en esta vida qué mejor forma de terminar este post que con una cita suya que hace pocos días me recordaba un amigo muy especial: “Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa”. Así que ya sabéis…a sonreír.

 

gabo4.jpg

 

Ana Moreno

Explore posts in the same categories: ana moreno, El atril de Iberia

3 comentarios en “Adorado “Gabo””

  1. jose antonio Says:

    Espectacular Ana. No tengo palabras para calificar la belleza de estas líneas. Qué gran homenaje a Gabo. En breve volveré a leer Cien años de soledad.
    Espero que estas palabras animen a muchos a adentrarse en la obra del genial autor colombiano. Precioso, maravilloso post.

  2. Un viejo socio del club Says:

    Un post en la línea de mi anita. Consigues en pocas palabras q la gente se sienta atraida con lo q escribes. Creo q leeré algo de García Márquez por tu culpa… jeje. Con respecto a la cita del final me parece muy acertada, buena recomendación, no la olvides. Y ya sabes, este viejo socio del club de los insomnes, mientras los quehaceres profesionales no se lo impidan, seguirá fiel a su club. Un beso, ánimo.

  3. Rocío Says:

    Excelente tu homenaje al escritor primita. En COU también lo conocí, pero con “cronica de una muerte anunciada, pero como la mayoría de los mortales se convierte en una referencia para mí en “cien años de soledad”. El coronel buendía, su familia y sus generaciones calaron hondo y conforme terminé l última página, volví de nuevo al principio. “los cuentos peregrinos” son deliciosos, y “el amor en los tiempos de colera” me parece de las historias de amor más bonitas que he leído, y aunque no lloré poco faltó prima. La última que leí fue “memoria de mis putas tristes” que tambpoco tiene desperdicio, porque el señor gabo sabe contar historias y me acercaré a algunas de las mencionadas porque seguro como dices merecen la pena. un besito


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: