VIOLENCIA EN LOS ESTADIOS

Soy un gran aficionado a los deportes, al fútbol sobre todo, pese a lo que digan los intelectuales, una cosa no ha de estar reñida con la otra. Hoy he visto en televisión algunos de los incidentes que se produjeron anoche en un partido de Champions entre
la Roma y el Manchester United. Este estigma de violencia es la lacra del fútbol y de cualquier deporte en general.

vio1.jpgvio2.jpg

No hay nada más absurdo que asistir a un espectáculo deportivo y salir con la cabeza abierta por un hecho tan simple como ser seguidor del equipo contrario. ¿Hay algo más absurdo y surrealista que eso? ¿Qué gloria hay en patear a un muchacho simplemente porque lleva la camiseta del Barcelona y tú eres simpatizante del Real Madrid? En ocasiones hasta llegan a concentrarse en lugares apartados aficiones distintas para darse palizas. No es broma. Ocurrió en Holanda entre las aficiones del Ajax y el Feyenord, cuando a través de Internet y de sms ambas aficiones se encontraron para darse de mamporros. Absurdo.

Pero es que los casos de violencia, en los últimos tiempos, parece que se extienden como una plaga bíblica. Hace poco un agente de policía murió en unos enfrentamientos callejeros entre aficiones italianas que no recuerdo ahora quiénes eran, pero el caso es que una viuda y su hijo ya no lo volverán a ver en casa.

En Grecia, se han suspendido durante quince días cualquier competición deportiva a consecuencia de los enfrentamientos entre hinchas del Panathinaikos y Olimpiacos. En Argentina, la violencia en el fútbol se ha convertido en una problemática social  donde las barras bravas están controladas por la mafia llegando a portar armas de fuego en los estadios.

En España, hasta hace unos años no parecía ser un problema pero a raíz de la muerte de un seguidor dela Real Sociedad (Aitor Zabaleta creo recordar) a las puertas del Vicente Calderón a manos de un energúmeno hace ya algunos años, ya no ha de considerarse un problema ajeno a este país. Son ya innumerables los actos vandálicos llevados a cabo por salvajes en los campos de fútbol españoles. Hace poco le pegaron un botellazo al entrenador del Sevilla, simplemente por eso, por ser un hombre que tiene la mala suerte de realizar su trabajo en el equipo rival de la susodicha ciudad, lamentable.

La mayoría de todos estos incidentes están protagonizados por los grupos ultras, en su mayoría financiados y mantenidos por los propios clubs, pese a que estos lo nieguen. Son muchos los grupos radicales existentes en España, con ideologías cercanas tanto a la extrema derecha como a la extrema izquierda, cenutrios descerebrados con menos conciente intelectual que la liendre de una ameba en las dos vertientes.

Hay rivalidades que traspasan lo meramente deportivo para adentrarse en el terreno político, como ocurre con el Madrid-Barcelona o Madrid-Ath. Bilbao, con fuertes connotaciones político-nacionalistas en los dos casos.

vio3.jpg

Otras rivalidades son puramente deportivas e históricas, Madrid-Atlético, Sevilla-Betis, Español-Barcelona, Bilbao-Real Sociedad, Sevilla-Málaga e incluso en un plano provincial como en los duelos a los que yo asistía de pequeño con mi padre en los enfrentamientos Torremolinos-Benamiel.

A mí lo que realmente me preocupa es que en muchos casos la asistencia a un espectáculo deportivo trascienda en algo trágico y es algo que no puedo evitar que me parezca un relato propio de la literatura de ciencia ficción.

Yo, desde luego, no pienso llevar a mi hijo a un espectáculo donde peligre nuestra integridad física.

¿Hasta dónde somos capaces de llegar?

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Lord Buworld

3 comentarios en “VIOLENCIA EN LOS ESTADIOS”

  1. Lady Bu Says:

    ¿Deporte? a veces me planteo si estos sujetos saben lo que es eso. A mi también me gusta el fútbol, disfruto de las victorias de mi equipo y me alegro cuando el eterno rival pierde, para que nos vamos a engañar. Y me gusta ir al campo, porque en este deporte pasa como con el cine hay que verlo en formato original (en el campo o en la sala grande). Lo que pasa es que por culpa de unos majaras es peligroso disfrutar de tus aficiones. Creo que los culpables son los propios clubs, que dejan que estos impresentables entren al estadio, e incluso a veces los arropan y subvencionan. Espero poder seguir disfrutando con mi pareja y mi hijo en el campo sin miedo a que me abran la cabeza por llevar una camiseta del equipo visitante.

  2. joaquin Says:

    que tal!!! quisiera opiniones para un trabajo de investigacion del porque las personas cometen esos actos de bandalismo cuales podrian ser los factores principales que inciten a la violencia gracias por su opinion.

  3. jessica alejandra benites rojas Says:

    la violencia en los estadios no es un problema es una concecuencia de la mala intervencion de los agentes de policia que no sirven para nada


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: