MORIR

 

Una mañana de tantas otras llegué al trabajo. Y al entrar por la puerta del taller veo que alguien había dejado un papel clavado en el tablón de anuncios. Me acerqué y vi que era una poesía. Me sorprendió, sobre todo, por la clase de cafres con los que trabajo, aunque son buena gente (todo hay que decirlo).

A mí la poesía no es un género que me despierte gran interés, pero esta me gustó mucho,  porque habla de cosas muy reales. Algunas de las cuales, con las que uno se puede identificar. Y aquí la expongo:

n2.jpg

“Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en si mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace  de la televisión su gurú. Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “ies” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto, para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente quien abandonando  un  proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

                                                                                               

n1.jpg

                                                                                                                Pablo Neruda

Señor Feudal

Explore posts in the same categories: Campo de Batalla, Filosofía, Señor feudal

4 comentarios en “MORIR”

  1. Lord Buworld Says:

    Para que veas. En los lugares más sorprendentes puedes encontrarte con lo inesperado y eso es lo que lo convierte en extraordinario. Quien quiera que haya sido el que haya elegido estos versos de El Capitán, no ha podido hacer mejor elección. Estos los desconocía y me han hecho pensar mucho. !Qué razón tienen estas líneas!. Hermosos versos.

  2. Ana Says:

    Precioso, sin más. La situación en sí ya es poética…qué verdad más grande esconden estos versos de Neruda. Gracias por traerlos a quienes los desconocíamos.

  3. Lady Bu Says:

    ¡Cuantos muertos vivientes hay andando por el mundo! y todos hemos estado muertos en alguna ocasión, ¿verdad?.

  4. isaias maya Says:

    “La vida no es más que una muerte lenta que nosotros vamos apresurando, neruda gran escritor verdad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: