MIGUEL ÁNGEL BLANCO: DIEZ AÑOS DESPUÉS

jffgnf.jpg

 

Se puede decir que es portada casi en todos los periódicos nacionales. Suele ocurrir. Nos gusta recordar efemérides, especialmente aquellas que recuerdan acontecimientos dramáticos. Aquellas que se quedan grabadas, como estigmas en la piel, en la conciencia colectiva de toda una generación.

La que se recuerda en los titulares de hoy fue muy especial por la crueldad y saña con la que se ejecutó. Hablo del asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco.

Hace exactamente diez años, en aquel fatídico Julio de 1997, pocos días después de la liberación de Ortega Lara y probablemente, en represalia de aquello, sucedieron aquellos hechos que todos recordamos como si hubiesen ocurrido ayer mismo.

hftfg.jpg

 

Miguel Ángel Blanco, un joven concejal del Partido Popular de Ermua fue secuestrado por ETA. La banda terrorista lanzó un ultimátum de 48 horas en las que si no se producía un acercamiento de los presos políticos a Euskadi, el concejal sería ejecutado. La amenaza se llevó a cabo y el joven fue asesinado en un descampado.

¿Qué había hecho el joven concejal para merecer tal final? Pues lo que muchos otros antes y después; defender el derecho a la libertad, pensar de manera distinta a estos asesinos, en definitiva, expresar unos derechos en un lugar donde si no estás con ellos, mejor bajo tierra.

La muerte de Miguel Ángel Blanco supuso un antes y un después en la historia reciente de este país. Cualquier persona de este país puede recordar perfectamente aquel domingo maldito y de nada sirvió el levantamiento popular espontáneo y la indignación colectiva. Inútiles fueron las manifestaciones y las manos blancas. Aquella tarde “Txapote” acompañado de otras dos ladillas etarras, ejecutó de la manera más cobarde que existe, por la espalda, atado y de dos tiros en la cabeza. Así materializó el “valiente Txapote” su acción heroica. Recordarán a “Txapote”, ese hijo de la gran puta que de vez en cuando aparece en televisión insultando y amenazando en los juicios  a los jueces y jurado. Ese es el valiente “gudari” etarra que hace una década puso fin a la vida de un joven lleno de ilusiones y esperanzas, con toda una vida por delante.

hgd.jpg

 

Aquel asesinato indignó a la sociedad española y mundial, pues mucha gente pensó que la banda terrorista no se atrevería a llevar a cabo tal amenaza. Pero si señores, lo hicieron, vaya si lo hicieron.

Los etarras perdieron muchos adeptos entre sus simpatizantes y provocó un auténtico cisma interno. Lástima que no les hubiese explotado una bomba a todos en los cojones.

Diez años después, la memoria de Miguel Ángel Blanco sigue viva, al igual que la actividad en las filas de ETA.

Siguen con su absurda cruzada y sus mentiras, con su hipocresía y su mierda propagandística. Continúan con su asquerosa “Kale Borroca” y sus marionetas Otegianas. Todo sigue igual.

vdhd.jpg

Hoy, quiero recordar un acontecimiento que jamás debió ocurrir. No hay muerte más absurda que aquella que se produce en un acto terrorista.

Ojalá revienten todos.

Lord Buworld

Anuncios
Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Reflexion

One Comment en “MIGUEL ÁNGEL BLANCO: DIEZ AÑOS DESPUÉS”

  1. ana Says:

    Aún se me pone la carne de gallina cuando pienso en aquello. Creo que ningún español logró evitar las lágrimas con la muerte de Miguel Ángel Blanco, lágrimas de impotencia ante la injusticia, lágrimas de dolor y desesperación ante un acto tan cruel. Muy bueno el artículo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: