ESPAÑA: UN EQUIPAZO

 

Ha sido una pena, pero la maldición continúa. Una vez más, la Selección Española de Baloncesto no ha podido ganar el Campeonato de Europa. Con la de ayer son ya 6 medallas de plata las que atesora el conjunto nacional en la historia de este torneo. Seis veces finalista y seis veces derrotado.

fswedfsd1.jpg

 

Ayer todo parecía a favor. El campeonato se celebraba en España y un enfervorizado público llenaba las 15.000 localidades del remodelado Palacio de Deportes de la Comunidad.

Nada hacía presagiar que ocurriría lo que pasó. Nada salió como se presuponía en el guión y la selección rusa, contra pronóstico se hizo con una merecida victoria.

Y es merecida porque se lo curró en la cancha, que es donde hay que trabajar las victorias y no en la prensa o en la televisión. No hay que vender la piel del oso antes de cazarlo. Es lo que ha ocurrido en este campeonato, que lo habíamos ganado antes de jugar la final.

Grecia ya nos había advertido la noche anterior de que no se regalaría nada y Rusia no hizo más que confirmar la verdad suprema del deporte, que los partidos hay que disputarlos.

Los nervios y la presión atenazaron a los jóvenes jugadores que a medida que iban transcurriendo los minutos, la ansiedad gobernaba los movimientos y los tiros libres se fallaban de una manera preocupante.

El último cuarto fue un suplicio para la selección española que veía como a sus continuos fallos los rusos respondían con una canasta. Así hasta que se llegó al final agónico y a la imagen del campeonato. Pau Gasol, el buque insignia del combinado nacional fallando el último tiro para desolación de todo un país. Un solo centímetro deparó que el balón se saliese del maldito aro. Un solo centímetro como barrera entre el éxito y el fracaso.

Para mí, sin embargo Pau Gasol demostró ser el líder que todo combinado necesita, la base en la que todo el equipo se sustenta.

Gasol se atrevió a llevar el peso de la responsabilidad. La mala suerte quiso que ese tiro no entrase y ejemplificara la imagen de la desolación.

A mi me da igual, Gasol ha demostrado ser quien es, el ,mejor jugador de la historia de este deporte en España y uno de los mejores del mundo.

España ha realizado una competición formidable y nos ha ilusionado a todos. El tiempo revalorizará esta medalla de plata, que ahora tiene el sabor amargo de la derrota.

Un combinado de magníficos jugadores que aún tiene mucha cuerda y que nos seguirá dando alegrías en los próximos años.

Anoche, el puto balón no quiso entrar en el aro, pero lo hará quizás en las Olimpiadas del año próximo o en el Eurobasket del 2009.

Enhorabuena a Pepu Hernández y a toda la selección.

Yo, personalmente, me siento más que orgulloso de que estos jóvenes nos representen.

Gracias por tantos momentos buenos.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Deportes, Lord Buworld

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: