PORTENTO DE LA NATURALEZA

Esta mañana, como es costumbre siempre que tengo que ir a trabajar, salgo un rato antes de casa para ir a desayunar a un bar cercano. Ya saben, la pereza de prepararme un buen desayuno no puede combatir con el par de euros que me cuesta el bocata y el café.

 dssssssss.jpg

 

Ese pequeño rato es de suma importancia, ayuda a comenzar el día de otra manera, algo más sosegado, como el reposo del guerrero previo a la gran batalla del día a día. Como en casi todos los lugares de este mundo, también existe un televisor y, a esas horas matutinas suele haber noticias, normalmente malas.

Pero hoy ha sido distinto.

Degustaba yo esa rebanada de pan con paté cuando aparece en televisión un anciano raquítico, campesino, de unos 90 años de edad. La cabecera rezaba, “anciano de 90 años padre por vigésima primera vez” y además, la afortunada madre es la viuda de su hijo fallecido. ¡Toma ya!

El “suceso” ha tenido lugar, creo, en un remoto lugar de la India, allí donde lo único que importa es la supervivencia, vivir día a día, asegurarse el alimento, salvarse del monzón y vivir en la austeridad más absoluta.

Al semental le han preguntado cual es el secreto de semejante potencia sexual, a lo que el susodicho ha contestado que nada en particular, come normal.

Yo me pregunto que es comer normal. Desde luego no es la alimentación que tenemos en el mundo desarrollado. Un hecho así, dudo mucho que se pudiese dar por estos lares. De hecho, nos sorprendemos sobremanera cuando alguien da a luz pasados los 50 o como en el caso de Papuchi, el ya fallecido papá de Julio Iglesias, que nos quiso hacer creer que había sido padre a los 80, cosa que dudo muchísimo.

A lo que vamos, un hecho como este me hace reflexionar sobre el modo de vida que tenemos en los países desarrollados donde ya es una epopeya poder sacar adelante un hijo, imagínense veinte.

Así que ya les digo, cuando tomaba el desayuno y he escuchado semejante notición, no he podido más que reírme y exclamar  ¡Nosotros, ni de coña!

Mientras tanto el venerable anciano asegura que tiene fuelle por lo menos para otros diez años, con dos cojones.

Vaya portento, nosotros sin embargo, para el arrastre.

Lord Buworld.

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: