VIOLENCIA ADOLESCENTE

No lo digo yo, lo dicen las portadas de muchos diarios malagueños en el día de hoy. Han aumentado las denuncias de padres maltratados por sus hijos adolescentes. El dato es ampliable a las demás zonas de España, aunque me parece que Andalucía se lleva la palma.

 

Hace unos meses escribía un post en el que hablaba de la escalada de violencia juvenil en España y, este dato, no hace más que corroborar lo que ya se sabía. La situación es cada vez peor y más preocupante.

Hace ya algunos años que los expertos estaban anunciando el pobre nivel educativo que está viendo en nuestro país y que tarde o temprano se verían los resultados de un modo alarmante. El informe PISA no era ninguna falacia, la juventud española, muy en especial los adolescentes, se pueden “enorgullecer” de encabezar el ranking europeo de los peores y además con mucha diferencia sobre los segundos clasificados que, ni se quienes son ni me interesan. A mi lo que me preocupa es lo que me rodea, lo que veo día a día en las calles y por los que me avergüenzo cada vez más.

No es que quiera ser alarmista, pero les emplazo a darse una vuelta por Málaga o Torremolinos, lugar donde vivo, y verán como está el panorama.

He hablado con antiguos profesores de mi época del Bachiller y me confiesan que hay días que han pasado verdadero terror dentro de las aulas y que la motivación para ejercer la profesión de profesor comienza a brillar por su ausencia. Las estadísticas no mienten y año tras año aumenta el número de casos de depresión entre los profesores de Enseñanza Secundaria, que se ven impotentes ante este tipo de alumnos conflictivos, todos en edad adolescente.

Habrá excepciones, claro, pero el panorama es desolador. Y la culpa empieza en el hogar, donde los padres no imponen su autoridad porque nunca la han tenido. Han sido benévolos y permisivos con sus hijos y, estos no les respetan. Cuando llegan a la secundaria, los profesores simplemente no pueden hacer nada. Carecen de valores y de la educación mínima para poder con alguien que no piense como ellos.

Para mí, lo confieso aunque me duela, la visión sobre estos adolescentes es bastante apocalíptica. Qué quieren que les diga. A lo mejor estoy equivocado y soy muy radical.

Pero cada vez hay más hijos que maltratan física y psicológicamente a sus familias. Los datos están ahí.

Lord Buworld

Anuncios
Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Málaga, Reflexion

One Comment en “VIOLENCIA ADOLESCENTE”

  1. SEÑOR FEUDAL Says:

    Y esto sigue, y seguirá igual con el paso del tiempo. Hasta que no haya un cambio generacional en la educción de los niños. Ya lo dije en el último post, que Málaga era merdellona, a lo que otras muchas ciudades se suman.Lo chabacano y lo barrio bajero es lo que se lleva. Y el tiempo parece que me da la razón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: