Tal como éramos

Siempre he oído que los polos opuestos se atraen, y supongo que algo de  cierto hay en ello. Hace unos días vi “Tal como éramos”, de Sydney Pollack; hacía tiempo que una película no me calaba tanto.

Es cierto que la pareja protagonista (unos fabulosos Robert Redford y Barbra Straisand) es, sin duda, el ingrediente fundamental que supuso que el film se convirtiese en un éxito, pero la historia y el guión acompañan en esta travesía.

 

Suelo reflexionar mucho sobre las relaciones humanas y, en la mayoría de ocasiones, caigo en la cuenta del poco rodaje que tengo con respecto a este tema. Durante mucho tiempo mantuve la romántica creencia de pensar que el amor es capaz de superar cualquier barrera, pero ¿qué ocurre cuando no es suficiente con “amar” a una persona?, ¿qué sucede cuando dos seres totalmente distintos no consiguen encontrar ese punto en común que los mantenga unidos a pesar de estar enamorados?, ¿puede realmente el amor salvar esas diferencias?

No es que mi opinión cambiara radicalmente al visionar la película, más bien fue la confirmación de que mi forma de pensar ha ido cambiando durante mi trayectoria personal.

Me puse a reflexionar entonces en el paso de los años, en la evolución individual de cada persona, en cómo esa trayectoria te va llevando por caminos diferentes al que emprendiste tiempo atrás y que te van alejando (o no) de esa persona que lo inició contigo.

Reflexioné sobre la empatía, sobre el esfuerzo por comprender a quien tienes al lado, por intentar ver a través de sus ojos,… y es cierto que, por un momento, dejé de creer, dejé de pensar que las relaciones valían la pena, dejé de sentir que el amor era el motor del universo…pero un sencillo gesto en una escena de la película me enseñó que, pase lo que pase, aunque la vida te lleve por senderos distintos, aunque las diferencias sean insalvables, siempre queda algo (aunque solo sea un sencillo gesto cargado de nostalgia) que nos hace seguir siendo tal como éramos.

Ana Moreno

Explore posts in the same categories: ana moreno, Artículos, Cine, El Guante de Gilda., Reflexion

One Comment en “Tal como éramos”

  1. Lord Buworld Says:

    Cuanta razón, Anuka, cuanta razón. Volveré a ver la película tras muchísimos años.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: