EL CÍRCULO MÁGICO, KATHERINE NEVILLE

Me han recomendado leer este libro varias veces, la primera vez al poco de salir, allá por 1998. Hace unos años leí “El Ocho” y no me gustó mucho, así que me hice el remolón con esta obra. La empecé hace un par de años pero lo dejé cuando llevaba unas 50 páginas. Hace unos días rescaté el libro de uno de los rincones de mis estanterías y lo volví a empezar con el firme propósito de leerlo de una vez.

Bueno, ¿qué puedo decir acerca de “El Círculo Mágico” que no se haya dicho ya? Hace ya un par de décadas que Katherine Neville ingresó en el selecto club de los autores millonarios.

 

“El Círculo Mágico”, me ha dejado exactamente las mismas sensaciones que en su momento me proporcionaron la lectura de su obra más famosa “El Ocho”. Libro denso, demasiado denso, que en muchos momentos me ha llegado a provocar el bostezo y aburrimiento.

Son demasiadas subtramas que lo único que logran es desconcertar al lector y perderlo en un maremagno de información que, salvo lo que realmente importa en la trama principal, no sirve absolutamente para nada. Me dio la sensación que la autora buscaba abrumar al lector con su enorme erudición en Historia. Si eso es lo que pretendía, en mi caso lo que ha conseguido es mi aburrimiento.

La protagonista de la historia, Ariel, recibe como herencia unos manuscritos en los que se habla de cómo conseguir el conocimiento de la verdad y el devenir a través de los objetos sagrados.

A partir de ahí, actualidad y pasado histórico se van sucediendo a lo largo de las 800 páginas (excesivo) de la novela. La vida de Ariel cambia a raíz de esta herencia y comienza su particular calvario para conocer la verdad. Tendrá que conocer las verdades y mentiras de su particular familia, así como sus lazos de unión con personajes históricos, como Adolf Hitler.

Coctelera de hechos y personajes históricos, la supuesta magia de los objetos sagrados como la lanza de Longinos, el Santo Grial, los templarios, Hitler, Carlomagno, Napoleón, Jesús de Nazareth, los indios americanos, mayas, todo tiene cabida en este libro de Katherine Neville. Un viaje a través de la historia, de la magia de los objetos sagrados, el ocultismo, la obsesión de los grandes personajes históricos para hacerse con estos objetos para de esta manera conseguir el supuesto poder que otorga a los poseedores de dichos objetos.

“El Círculo Mágico” es el típico best-seller, predecesor de obras como “El Código Da Vinci” y tantos otros thrillers históricos, tan de moda en la actualidad del panorama literario.

Es un libro entretenido, eso no lo puedo negar, pero a mi no ha logrado engancharme y cuando me encontraba en la mitad de su lectura, ya estaba frito por terminarlo.

Considero que es un libro que está repleto de demasiada paja histórica, completamente innecesaria para la trama principal, siempre a mi modo de ver.

No es que no recomiende su lectura, leer hay que leer siempre porque es necesario para el alma. Pero para aquellas personas que no están muy acostumbradas a leer mucho, la lectura de “El Círculo Mágico” se les pueda llegar a convertir en plomiza. Para mi que estoy acostumbrado a leer mucho, me llegó a agobiar, no quiero ni imaginar lo que puede provocar en alguien no muy habituado.

Pero bueno, esto no deja de ser más que una mera opinión. Si el libro ha vendido tantos millones de ejemplares, por algo será.

Para mi, se trata de otro libro más bien flojito. Lo siento por todas aquellas personas que durante diez años me recomendaron la lectura de esta novela. Os dije que tarde o temprano lo haría. Siempre apunto los libros que me recomiendan y entran en mi lista.

Al final, como veis, he cumplido con vuestra recomendación pero me ha decepcionado.

Para gustos, colores.

Como siempre, un placer.

José Antonio Moreno

Explore posts in the same categories: Artículos, Cultura, El atril de Iberia, josé antonio moreno, Libros

One Comment en “EL CÍRCULO MÁGICO, KATHERINE NEVILLE”

  1. Ana Says:

    Es cierto que hay demasiada historia (con menos hubiese bastado), pero recuerdo que a mi sí me gustó, aunque me gustó más El Ocho. Pero como tú bien has dicho, para gustos, colores. Un beso.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: