UNAS LÍNEAS PARA MI HERMANA

 

Siempre he dicho que desde 1981, la primavera florece en el estío, concretamente el 25 de Agosto, fecha del nacimiento de la niña de mis ojos, mi hermana pequeña Ana.

Dicen  que uno tiene sus debilidades en la vida, yo tengo las mías y ella es, desde que nació, una de las más grandes.

Naciste en plena transición, en un año donde España despertaba de su letargo y donde la juventud irrumpía con fuerza, pidiendo paso y protagonismo en una sociedad anquilosada en el traje gris. Para empezar ya es significativo.

 

Aún recuerdo como si fuera ayer, aquella mañana tórrida de Agosto en la que el abuelo me despertó y yo, aún con los ojos pegados, recibía la noticia del nacimiento de un nuevo ser, una niña y que se llamaría Ana.

Recibí la buena nueva con alegría, aunque no sabía muy bien a qué me enfrentaba. Poco tiempo después lo supe. Una niña dulce y simpática que durante su niñez no se separó de mi. Una niña que me perseguía, que se agarraba con fuerza a mi mano, que deseaba acompañarme allá donde fuese. Recuerdo tu cara de tristeza e impotencia cuando te decía que no podías venir conmigo, pero que solucionaba al poco con las eternas promesas, siempre cumplidas, de leerte cuentos y jugar contigo.

Me jacto de haberte acompañado en una buena parte de tu vida, en especial en los años difíciles que no me apetece recordar, pero que lo queramos o no, forman parte de nuestra existencia.

Me quedo con los buenos momentos, esa niñez, esas miles de películas visionadas y extensas charlas. Ese concierto de Héroes al que no te llevé en 1996 y que me estuviste echando en cara hasta que el año pasado pudiste verlos  en Sevilla. Esas charlas en las que siempre te he dejado ver el punto de vista masculino y necesario o esa noche cervecera, por citar solo algunos de los miles de ejemplos que podría citar.

No sé, son muchas cosas a tener en cuenta y que en un día como hoy, inevitablemente vienen a la mente.

No puedo decirte más, me sobran los motivos. Y es precisamente este título el elegido. El video de Sabina que sé que te gusta y al que yo le doy la vuelta diciendo que “me sobran los motivos para hablar de cosas buenas. Me parece una canción acertada para homenajearte. Por cierto, actuación en Málaga en 2001, concierto en el que estuvimos.

Aunque ahora, por circunstancias personales y laborales nos vemos mucho menos, sobra decir que seguimos ahí. Que aunque las canas ya platean mis sienes y mis responsabilidades y debilidades compartidas aumentan (Daniel), hay cosas que nunca pueden cambiar.

Disfruta del día de tu cumpleaños de la mejor manera que puedas. Eso es lo importante.

Siempre ha sido, es y será un placer.

José Antonio Moreno

Anuncios
Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, josé antonio moreno, Música, Reflexion, Videos

One Comment en “UNAS LÍNEAS PARA MI HERMANA”

  1. Ana Says:

    Estoy llorando como una niña pequeña ( y eso que ya voy para vieja). Me tranquiliza saber que hay cosas que no cambiarán nunca, una de ellas es saber que te tengo a ti (eres más que mi hermano mayor y lo sabes). Mil gracias por unas líneas maravillosas y por estar siempre ahí. Te quiero. Un beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: