REGRESO A LAS TRINCHERAS

Agosto, gracias a Dios o a lo rápido que pasa el tiempo, está tocando a su fin. Este fin de semana coincide con el fin de mes ya que el próximo lunes será 1 de Septiembre, fecha de la supuesta vuelta a la normalidad. Fecha idónea para que comiencen los síndromes post-vacacionales.

 

 

Por suerte o por desgracia, Agosto es para mí un mes como otro cualquiera, pues trabajo igualmente. Sin embargo, al vivir en un sitio turístico, uno desea que termine porque se llega a convertir en un lugar agobiante. Por supuesto que soy consciente que este mes supone una buena inyección económica para mucha gente, pero también es cierto que no es el mejor mes para disfrutar de los muchos encantos que te puede ofrecer este y cualquier otro lugar invadido por las hordas de Agosto. Así que, me ilusiona el hecho que termine este mes de una vez por todas.

Lo peor de este fin de semana será los 4,4 millones de desplazamientos que se estiman para esta “operación retorno”, una locura. Dice la DGT, que se esperan 100.000 desplazamientos más que en Agosto de 2007. Vuelvo a preguntarme, ¿dónde coño está la crisis? La gente como es normal apurará hasta el domingo por la tarde para salir, convirtiendo las carreteras españolas en Autopistas del Infierno.

El lunes volverán las caras largas y amargadas a los puestos de trabajo. El calendario ha sido cruel y ha querido que no haya cuartel, día 1= Lunes, cocktail molotov.

Dicen los expertos que estas fechas son realmente complicadas. La desgana se apodera del entorno laboral y los primeros días son realmente complicados. Alguna vez lo he sufrido, especialmente en aquellos lugares donde trabajaba y que detestaba. El primer día tras las vacaciones era una de las torturas más grandes que podía sufrir. Una sensación de vacío e impotencia, de preguntarte por qué mierda estás ahí, teniendo que aguantar lo indecible.

Afortunadamente, en mi caso, he logrado encontrar un trabajo donde me siento muy a gusto y disfrutando de lo que hago. Imagino que cuando tenga vacaciones y vuelva, no será tan dramático el retorno.

Esperemos que el regreso sea positivo sobre todo en las carreteras. El trauma de volver al trabajo siempre se supera, solo es cuestión de tiempo. El regreso a las trincheras, a la lucha, es así y no hay vuelta de hoja.

Como decimos por aquí, ánimo y al toro.

Lord Buworld

Anuncios
Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Reflexion

5 comentarios en “REGRESO A LAS TRINCHERAS”


  1. Encontrar un trabajo que te gusta y en el que estás cómodo es un privilegio; la vuelta no se hace ni mucho menos tan dura siendo así. Es como tiene que ser, alguna vez hay que regresar. No hay más. La verdad es que nunca he comprendido los traumas postvacacionales.

    Y añado que, joder, al fin acabó Agosto.

    Un saludo.


  2. Hola Lord, comentarle que lo he propuesto para el BlogDay4

  3. Lord Buworld Says:

    Hola Carina, ¿Qué es el BlogDay4?

  4. SEÑOR FEUDAL Says:

    A mi me gustaría regresar a las trincheras cada x tiempo, eso significaría que tengo un trabajo estable, en vez de estar pululando de un lugar a otro por culpa de los trabajos basura.
    Que todo el que tenga que volver lo haga de buen grado.
    Un saludo Lord.

  5. Lord Buworld Says:

    Eso, desde luego Señor Feudal. Es mejor quejarse por tener trabajo que de lo contrario. Son tiempos muy difíciles en esta España cañí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: