VANDALISMO RURAL

Hoy en la prensa malagueña aparece una noticia que da mucho que pensar sobre como está cierto sector de la juventud malagueña y por ende, española. Una señora ha denunciado los destrozos sufridos en su casa rural hace unos días tras habérsela alquilado a un grupo de jóvenes que se disponían a pasar un par de días en el campo. En principio, la noticia no pasaría de ser otra más de las muchas que se producen a diario, pero es que tendrían que ver el estado en el que ha quedado la casa. Cuando he leído esta mañana la prensa, no he podido ver alguna buena foto, veré si han colgado alguna buena y la añadiré a este post, será interesante que puedan ver el estado en que han dejado el inmueble.

 

1229022226440

 

La casa, situada en el corazón de los montes de Málaga, ha sufrido destrozos según un informe pericial de unos 50.000 € (hablamos solo de la estructura) y si a esto añadimos los daños en inmuebles, se podrían acercar a los 100.000 €. Señores, estamos hablando de más de 8 millones de las antiguas pesetas. Esto no se trata de simples gamberradas sino de delincuencia pura y dura.

Según la propietaria los jóvenes que alquilaron la casa eran de entre 20 y 30 años, educados, bien vestidos y se movían en un vehículo de gama alta. Se trataba de pasar un fin de semana con 8 parejas para celebrar un cumpleaños. Se formalizó un contrato que según las investigaciones policiales se realizó con DNI falso. Cuando la propietaria vio el estado en que quedó su casa, no podía dar crédito a lo que veían sus ojos. Les voy a transcribir literalmente un extracto de la información que he podido leer en Sur.es :

todos los muebles rotos a golpes y patadas, tirados por el suelo. La casa estaba inundada; se habían dejado todos los grifos abiertos». El agua caló por las habitaciones de la segunda a la primera planta.

Lámparas descolgadas

Habían arrancado la bañera –que tiraron por un terraplén–, destrozaron los lavabos, las puertas, las lamparas colgando, los electrodomésticos averiados… «Metieron botellas en el lavavajillas y lo pusieron en marcha para romperlo”.

 

Digo yo, ¿qué clase de fiesta es esa? Porque si a mi me invitan a una y veo ese panorama, salgo de allí por patas antes de que me puedan meter en un lío como ese.

Vaya diversión, pasar un fin de semana destrozando. Tiene eso más trabajo que divertirse que es a lo que deberían haber ido.

Está claro que no se trata de una simple gamberrada, y el peso de la justicia tiene que caer con toda su fuerza sobre estos hijos de puta, porque no tienen otro nombre.

A esa mujer le han destrozado su casa y le tiene que poner mucho dinero para que vuelva a ser como antes.

Es para reflexionar sobre esta agresividad que se está dando en estos últimos años en una parte considerable de la juventud española. En Málaga,  lo estoy observando desde hace bastante tiempo y somos muchos los que estamos de acuerdo.

Hasta donde vamos a llegar, lo desconozco, pero la cosa pinta mal.

Lord Buworld

Anuncios
Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Málaga, Reflexion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: