CRISIS EN EL ARTE URBANO

Estamos a punto de entrar en las fechas más señaladas del año, la Navidad y este año, según dicen todos los expertos,  está protagonizada  por la crisis. Voy a tener que creerme lo que dicen por una sencilla razón, porque lo veo en la calle o mejor dicho, porque no lo veo. No me refiero a las luces que los ayuntamientos ponen en las calles, que es cierto que escasean. Para mi la mejor medida la detecto en el arte urbano bizarro, que este año ha desaparecido.

 

dadwfvc2

 

El año pasado escribí un post en el que relataba la proliferación de artista bizarros que poblaban azoteas y fachadas de casas y edificios cada 10 metros. Llegué a perder hasta la orientación de mi ubicación. Era tal la cantidad de neones que hasta llegué a sospechar que había sido teletransportado a Las Vegas. Así que, este año, como amante del arte urbano que me considero, camino con un buen móvil capaz de captar instantáneas que inunden mi catálogo particular de arte urbano, uno de los mayores tesoros que poseo.

 Mi sorpresa es mayúscula cuando a cuatro días de Nochebuena, no encuentro arte en ningún sitio. Simplemente no hay, ha sido exterminado hasta cotas antes impensables. Empiezo a estar desesperado ante la ausencia del Rey Neón y sus secuaces, Papanoel y Reyes Magos trepadores. ¿Qué coño está pasando? Me encuentro desangelado, extraño, perdido ante la visión de fachadas desnudas, áridas. Soy como el paparazzi desesperado apostado en un árbol a la espera de la ansiada foto. No encuentro nada salvo un par de fotos que ni siquiera merecen la pena poner aquí porque no son dignas de ingresar en el selecto club de los elegidos para la gloria bizarra.

Dicen que es la crisis y parece que es verdad porque en la gestión hogareña de las familias  ha decidido eliminar la explosión neoniana en las fachadas y dar paso a una economía más austera.

Por todo esto, la perspectiva de esta Navidad no es muy positiva. Una de las mayores atracciones para mi era ser espectador de esta exposición gratuita que año tras año iba adhiriéndome al frikismo y bizarrismo extremo, pues las muestras eran tantas y en tantos lugares distintos que, salir a la calle se convertía en todo un acontecimiento.

Este año no es y no va a ser así, por lo tanto me quedaré triste y meditabundo en mi casa recordando los días gloriosos. Aquellos años donde los artistas bizarros de nuestros barrios se armaban en los chollos y acometían sus obras ante el delirio colectivo.

En fin, ya vendrán tiempos mejores.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, El Rincón Bizarro, Lord Buworld, Málaga, Reflexion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: