JOAQUÍN SABINA, CAPÍTULO 8: EL HOMBRE DEL TRAJE GRIS

hombretraje

Llego a una de mis paradas más deseadas, la de 1988, año de publicación de uno de los discos de Sabina a los que más devoción proceso y uno de los que más escucho, “El hombre del traje gris”. Es uno de los discos más tristes y pesimistas del maestro jiennense, pero es una delicia para los oídos, para el alma, para la vida. Señoras y señores, fieles lectores de este blog, les presento el disco de “El hombre del traje gris”.

Fue una mañana en el Instituto de Torremolinos, yo cursaba, creo, 1º de BUP y estando en el recreo, un compañero que tenía uno de aquellos Sony Walkman me dijo, escucha esto, Jose. Fue la primera vez que escuché “¿Quién me ha robado el mes de Abril?” Aquella misma tarde, gracias a unos ahorrillos que tenía, bajé a una tienda de discos de Torremolinos y me compré aquel casette de Joaquín Sabina. Antes las cosas se hacían de  esa manera o, al menos, así las hacía yo. No había Internet y la información pasaba de unos a otros por el boca a boca. Fue un disco que marcó parte de mi adolescencia, después durante varios años me olvidé hasta que volví a recuperar a Sabina, pero este disco siempre será especial para mi.

“La única medalla que he ganado en la vida
era de hojalata y decepción.
No tenía salida el callejón del cuartel
para el desertor del batallón
de los nacidos para perder.”

Todas, absolutamente todas las canciones de este disco son especiales para mi, desde la primera “Eva tomando el sol”, pasando por “Una de romanos”, “Locos de atar” o “Los perros del amanecer”.  Un total de 12 canciones exquisitas, como he dicho anteriormente con cierto aire de pesimismo, pero a pesar de la tristeza, uno de los discos más vendidos hasta la fecha.

Un trabajo producido por dos de sus músicos habituales, Antonio García de Diego y Pancho Varona que, desde ese momento, prácticamente producirían la mayoría de los discos de Joaquín.

“Cuando marca sus cartas el tahúr
y rompe el músico su partitura
y vuelve Nosferatu al ataud
y pasa el camión de la basura,
a la hora de crecer,
a la hora de perder,
cuando ladran los perros del amanecer.”

Créanme cuando les digo que este es probablemente y junto al 19 días, de los discos que más escucho de Sabina en particular y de la música en general. Normalmente lo pongo cuando me encuentro algo bajo de ánimo, porque aunque parezca una incongruencia, me anima. Otras veces lo escucho simplemente por gusto, pero siempre lo hago a solas. Siempre ha sido una gran compañía, al principio en aquellos años adolescentes donde aún me costaba comprender muchas de las letras por aquello de la inexperiencia. Hoy día lo valoro aún más.

Para todos aquellos que estáis descubriendo a Sabina hoy día, deciros que “El hombre del traje gris” es uno de los discos que más recomiendo del flaco y sin lugar a dudas, está en mi Top 5 particular.

“En la posada del fracaso,
donde no hay consuelo ni ascensor,
el desamparo y la humedad
comparten colchón
y cuando, por la calle,
pasa la vida, como un huracán,
el hombre del traje gris
saca un sucio calendario del
bolsillo y grita
¿quién me ha robado el mes de abril?
¿Pero cómo pudo sucederme a mí?”

Escúchenlo y con detenimiento. Para todos esos seguidores que hace tiempo que no lo escucháis, volved a hacerlo, nunca dejaréis de sacar cosas nuevas.

Muy recomendable y enrollaros si no lo tenéis y compradlo original que está a un precio irrisorio.

Como siempre, un placer.

José Antonio Moreno

Anuncios
Explore posts in the same categories: Acordes y Desacordes, Artículos, Cultura, josé antonio moreno, Música, Serial Joaquín Sabina, Videos

2 comentarios en “JOAQUÍN SABINA, CAPÍTULO 8: EL HOMBRE DEL TRAJE GRIS”

  1. rulos Says:

    Grande, grande, grande. Aún recuerdo la noche de reyes en la que me hicieron este pedazo de regalo. Rondarían las 3 de la madrugada cuando nos levantamos todos los hermanos a ver que nos habían dejado sus majestades los reyes magos de oriente.Entre tanto envoltorio de color había uno pequeñito con mi nombre y Baltasar como remitente. Lo abrí y te puedo asegurar que no paré de darle vueltas a la cinta en el radiocasete durante las horas en las que jugamos al “Secreto de la Piramide”. Créeme, me sentí afortunado y sin duda, es uno de los regalos que mejor recuerdo

  2. Lord Buworld Says:

    Me alegra que te traiga buenos recuerdos. “El secreto de la prámide, Dios mío, cuantos años hace que no escuchaba eso. Nos vemos en los bares.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: