DESGANA DOMINICAL

No se qué tienen los Domingos pero nunca han  sido santo de mi devoción. Me aburren, aunque claro, no es la nomenclatura del día lo que provoca el estado sino la intrínseca  naturaleza de la persona, uno mismo y sus circunstancias como diría Ortega y Gasset. Lo cierto es que me ha ocurrido siempre y, salvo contadas excepciones, me sigue ocurriendo a día de hoy.

doming

La explicación más sencilla sería que de niño, ya pensaba que me quedaban menos horas para volver al colegio, de adolescente un tanto de lo mismo con el Instituto y de mayor con la Universidad primero y con el trabajo después. Aunque no creo que esa sea la causa. Nunca me ha supuesto una tortura acudir a mis obligaciones, así que a lo mejor algún día lo averiguo, al igual que logro saber por qué me fascinan los viernes. Es probable que en alguna ocasión logre respuestas a estos enigmas internos. Igual lo encuentro en alguna corriente filosófica. Todo es posible en la Viña del Señor.

Pero les puedo decir que incluso me ocurría en los períodos vacacionales, cuando no entraba en mis preocupaciones el tener que madrugar. No sé como explicarlo, me produce una sensación extraña como si el ambiente tuviese otra tonalidad, otra gama cromática que sin ninguna duda no me costaría reconocer si me vendasen los ojos y al quitarme la venda me preguntasen que día es.

Ayer cuando me abordaba de nuevo esa sensación de desgana, como un traje que se adhiere a la piel, me volvía a preguntar por qué diablos me ocurría. Probablemente la predisposición de uno a que eso sea así cuando lo lógico sería luchar contra esa monotonía dominical y darle un sentido distinto al séptimo día. Incluso llegué a pensar en una mala influencia de ese grupo que tanto me gusta, U2, que firmó aquel tema legendario llamado “Sunday bloody Sunday” (Domingo maldito), pero claro, eso es otra historia.

Quiero aprender a cambiar el signo, el estigma maldito del aburrimiento y que se convierta en un día de mayor colorido.

He de coger mi paleta de colores e intentar cambiar la gama cromática que domina el lienzo dominical. En ello estoy. Admito sugerencias.

Hoy, sin embargo es Lunes, ¿qué les puedo decir del Lunes? Ya lo decía Geldoff en su canción “I don´t like Mondays”.

Bueno, mañana será otro día y cambiaremos el tono desganado de este primer texto.

Hay días y días.
Lord Buworld.

Explore posts in the same categories: Artículos, Lord Buworld, Reflexion

2 comentarios en “DESGANA DOMINICAL”

  1. Mara Says:

    Vaya! todas esas canciones evocan sucesos sangrientos! no vas por buen camino eh!!
    A mi los lunes no me importunan tanto, pero es verdad ke los domingos….será porque se termina el finde..o porque todo está cerrado y hay menos ambiente…o porque toca limpieza…yo que sé! pobres domingos de guardar, con sus buenas intenciones!!

  2. Lord Buworld Says:

    Quizás escondo un asesino en serie. Ya sabes soy Géminis.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: