BETUS FIDELIS

Este post lo escribo a petición de un amigo y como canto a una amistad distinta a la humana pero no por ello menos fiel o intensa. Me refiero a la amistad hacia los animales y sobre todo la que esos seres procesan a los seres humanos. A mis 36 años puedo asegurar que muchas veces un perro es mejor amigo que una persona, no estoy diciendo ninguna tontería. Hoy quiero relatar una pequeña historia de dos seres a los que conozco, uno es un hombre y otro un perro. Uno se llama Rubén y el otro se llamaba Beto.

beto 1

Al hombre lo conocí antes, hace ya unos cuantos años y es el mejor amigo que tengo, pero de nuestra amistad ya he hecho comentarios e incluso he escrito algún post, con lo que no es lo interesante ahora.

 En marzo o abril de 2004, Rubén me llamó diciendo que había comprado un perro, un cachorro de bóxer que sin él saberlo, le iba a cambiar de muchas maneras su vida y el concepto de amistad. Desde el primer momento que los vi juntos, no me pareció el clásico binomio amo-perro aunque indudablemente así lo era. Me llamó la atención por encima de todas las cosas una especie de complicidad que se palpaba en el ambiente, se entendían con la mirada pese a solo llevar unos días juntos. Esto pasa con las grandes amistades humanas, desde una primera toma estalla la chispa de la complicidad, una química atrayente imposible de evitar. Yo palpé eso desde el primer momento pero nunca se lo comenté a mi gran amigo Rubén. Tenía claro que el bóxer se llamaría Beto, no había posibilidad de otro nombre, estaba predestinado a ello al igual que su destino estaba marcado para encontrar un dueño por el que sentiría verdadera devoción.  He visto muchas relaciones de personas con sus perros pero nunca había visto nada igual. Para mi hubo desde ese momento era imposible disociar a Rubén de su perro, era la proyección animal de su persona. Pero todo requirió un proceso de educación estricto, sin fisuras que provocó un entendimiento entre el hombre y el perro, la raza humana y la animal, pero por encima de todo, el entendimiento entre dos amigos, independientemente de que uno perteneciese antropológicamente a categorías distintas.

beto 2

Le cogí mucho cariño a ese perro y fue recíproco pero lo que más me gustaba era observarlos a los dos en acción, corriendo por el campo o simplemente admirando la devoción que se dedicaban ambos. Siempre pensé que a Beto le faltaba un tornillo, que no era un perro normal y así era, tenía carisma, algo que no todo el mundo tiene, ya sea perro o animal. En este caso la simbiosis perfecta de perro y hombre poseía ese carisma arrollador. Rubén es el carisma personificado y su can le secundaba.

Yo como espectador disfruté viendo crecer esa amistad, esa relación sincera entre un hombre y un perro, basada en la fidelidad, en las miradas sinceras, en el hoy por ti y mañana también compañero.

Hace un año, Rubén me dijo que su perro tenía leishmaniosis y aunque yo no sabía muy bien que era tampoco sonaba muy bien del todo. A partir de entonces los cuidados hacia su amigo debían ser intensivos. El proceso duró poco más de un año hasta que una mañana de Julio de este pasado verano, con la voz entrecortada y presumo que con lágrimas arrasando sus ojos, me dijo que debía sacrificarlo, que ya no tenía sentido que sufriera. Se despediría de él como uno se despide de los grandes amigos, con un abrazo y con el rostro desolado por el amigo que se va. Por unos momentos pensé que se sentía culpable por contarme que lloraba por un perro y yo le dije que lloraba por un amigo, por un compañero y que merecía que derramase no una sino un océano de lágrimas en su honor.

No es cuestión de categorías sino de respeto. A mi esta vida me ha demostrado que, en muchas ocasiones, los animales nos demuestran más respeto y cariño que las personas, entonces es más que lícito, es esencial llorar su pérdida. El recuerdo de un compañero caído en el combate de la vida, un compañero fiel y leal que en sus cortos cinco años de vida te demostró una sinceridad que pocas veces encontrarás a lo largo de tu vida.

Siempre he amado a los perros, por eso os admiraba porque viendo esas relaciones sinceras uno llega a darse cuenta que la vida merece la pena.

beto 3

Este post aunque ha sido a petición es cierto que me rondaba la cabeza desde hace tiempo. Se lo dedico a una pareja carismática, la formada por Rubén y Beto, Beto y Rubén, el orden de los factores no altera un producto de altísima calidad.

Si existe un cielo de los perros, a mi me gustaría verlo, seguro que la fidelidad y el respeto primarán.

Espero que te haya gustado esta dedicatoria que me has pedido y que seguramente tú habrías hecho mejor. También es una especia de oda a la defensa de los animales y contra el maltrato de los mismos.

Betus fidelis.

In memoriam.

Lord Buworld

Anuncios
Explore posts in the same categories: Artículos, Filosofía, Lord Buworld, Málaga, Naturaleza, Reflexion

4 comentarios en “BETUS FIDELIS”

  1. Lady Bu Says:

    Beto estaba como una cabra pero eso lo hacía ser único. Rubén es una cabra loca y también es único. Los perros se parecen a sus amos o viceversa, da igual. Esté donde esté, seguro que Beto es feliz y hace feliz a los que están junto a él. No creo que haya un cielo especial de perros sino un cielo para todos los amigos que se fueron, da igual raza, condición, sexo…. los buenos deben estar juntos. “Descansa en paz Beto”. Rubén, seguro que tu ángel de la guarda tiene ahora un acompañante canino.
    Un besito.

  2. rulos Says:

    Gracias por decicarle este post al que fué mi compañero inseparable. Que grande que era el cabronazo, verdad?
    Joder, lo recuerdo como si aún estuviera aquí. Fueron muchos los momentos dificiles a su lado y admito que recibió algún que otro caponazo.
    Pero también te digo que lo tuve mimado y cuidado como se merecía. Como un verdadero amigo.
    Es verdad, era pura complicida lo que teniamos. Sobraban las palabras para entendernos.
    Supongo que estabamos predestinados a cruzarnos para aprender el uno del otro. Y yo aprendí mas de lo que te puedes imaginar. Sé que para quién no tenga animales es dificil entender este tipo de elogios pero
    creerme que yo pensaba igual. La palabra para definirlo era: LEALTAD

    No me arrepiento de haberlo llevado a su última consulta con el veterinario. Era necesario. Lo complicado fué despedirme en el parque aquella mañana soleada de martes.

    Resumiendo: que era el mejor. Betillo, te echo de menos

  3. Julio Says:

    Por desgracia no paso junto a mi hermano todo el tiempo que me gustaría. Creo que esa es una de las razones por las que todavía extraño tanto “El Desván”. Este verano, el trabajo nos volvió a unir. Me refiero a una unión física pues la emocional siempre ha existido y me ha marcado de una forma muy especial.
    El destino, caprichoso destino, hizo coincidir los últimos días de Beto con nuestro “reencuentro”. Cada día le preguntaba por el estado de Beto y en cada respuesta sentía como un nudo se instalaba en su garganta. Sé que se profesaban un amor enorme y que la situación le estaba destrozando. Aunque no llegó a decírmelo estoy seguro que se sentía culpable por no poder pasar todo el tiempo que quería con su gran amigo. Además,esta situación obligaba a Mara a pasar por un trago nada agradable. Y esto, me comentaba, era algo que también le jodía. Pero a pesar de todo lo más admirable era que Rubén siempre era capaz de ofrecerme su mejor versión. Siempr una sonrisa. Siepre una coña. Siempre un apoyo.
    Por eso y por todo te doy las gracias hermano.
    Donde quiera que se encuentre seguro que el Betillo está orgulloso de tí.

  4. rulos Says:

    Anda que me lo poneis facil.

    Hermano, yo tambien te quiero


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: