LAS CENIZAS DE ÁNGELA (ANGELA´S ASHES), DE FRANK MCCOURT

En nuestra sociedad consumista del Siglo XXI hay muchos millones de personas que vivimos en el mundo, llamémosle desarrollado, y que desconocemos ciertos valores fundamentales, como el derecho a la vida, especialmente el derecho a no morir de hambre. Desgraciadamente en la actualidad mucha gente muere de hambre y no se sabe lo que es el hambre hasta que se padece. Yo no sé lo que es pasar hambre y esto es lo que principalmente se me ha quedado en la mente después de volver a leer el excepcional libro de Frank McCourt, “Las cenizas de Ángela”.

Frank McCourt nos relata la historia de su vida, desde su nacimiento en Brooklin durante la Gran Depresión lo que obliga a su familia a retornar a Limerick, Irlanda, donde lejos de encontrar alivio a sus penas, les esperará la pobreza extrema, el frío, la humedad, la suciedad, las pulgas, la falta de los elementos esenciales para la vida y sobre todo y por encima de todo el hambre. Escrito desde la óptica de un niño, el propio Mccourt, nos desgrana la terrible situación en la Irlanda de los años 30, donde sumidos en la pobreza más extrema Frank y su familia sufren todas las calamidades habidas y por haber. Hambre, desesperación, muerte y el alcoholismo de un padre que se deja su sueldo en las tabernas de Nueva York y más tarde en Limerick, ante la impotencia de su madre Angela. En una Irlanda marcada por el extremismo católico que marcará toda la vida y decisiones de Frank, siempre temeroso del yugo de Dios y de la Iglesia.

Lo primero que nos sorprende es que el propio McCourt sobreviviese a su terrible infancia, lo lógico es que hubiese muerto de hambre o de alguna de las enfermedades que le asolaron. Pero incluso en un relato tan dramático como este, encontramos la ternura e inocencia de un niño que, lejos de hundirse ante tanto problema, siempre se mueve en el optimismo, afrontando la situación con el aplomo que le reporta su inocencia y falta de agresividad.

La primera vez que leí el libro, allá por 1997, me sorprendió pero ahora me ha conmovido como entonces no lo había hecho. El hambre, siempre el hambre, presente en todo el relato.

Este libro, autobiográfico, abarca desde el nacimiento de Frank en el Nueva York de 1930, pasando por su infancia y adolescencia en Limerick, y terminando con su retorno a Nueva York en 1949. A lo largo del relato vemos el cambio de estilo según va cumpliendo años.

Excepcional libro que recomiendo a todo el mundo y del que se hizo una adaptación cinematográfica en 1999. Tiene una segunda parte titulada “Lo es” y que narra sus peripecias desde que regresa a los Estados Unidos. Estoy leyéndolo en estos momentos, ya les contaré.

Mientras tanto, no dejen pasar la oportunidad de conocer la historia impresionante de Frank McCourt, que desgraciadamente, falleció este pasado mes de Julio a la edad de 79 años. Descanse en paz.

Libro impresionante e historia conmovedora. Después de leerla tendrán un poco más de conciencia sobre lo que es pasar hambre, algo que hoy día sigue pasando ante la pasividad de los Gobiernos ricos.

Lean este libro, por favor.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Cultura, El atril de Iberia, Libros, Lord Buworld, Reflexion

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: