GILIPOLLECES VIRTUALES

La gente está aburrida, definitivamente no saben cómo emplear el tiempo y una de las opciones fáciles son las estupideces vía red social. Aunque soy usuarios de las redes sociales, como Facebook, bien es cierto que mi uso es de fin de semana que es cuando estoy en casa y le echo una ojeada. Me gusta introducirme, cual espía permitido, en las vidas ajenas. A ver cómo ha tratado el tiempo a fulanito, qué hijos más guapos tiene o vaya tetas que tiene menganita, no la recuerdo así en mi época del Instituto.  Pero lo que me llama la atención son las, por ejemplo, más de 20 solicitudes que me encontré el sábado pasado para adherirme a distintos movimientos, agrupaciones o fiestas virtuales. Algunas son interesantes y otras son para agarrar al que me lo ha mandado por el cuello y liarme a tortas. Perdón, estoy haciendo apología de la violencia desmesurada. Veamos algunas de las invitaciones que he recibido.

–          De ayuda a Haití, habré recibido unas 7, la mayoría de ellas para mostrar mi solidaridad. Todo esto está muy bien, pero imagino que los haitianos prefieren que les envíe dinero y comida, mi solidaridad virtual querrán que me la meta por el tercer ojo y sin vaselina.

–          Hay algunas interesantes para que acuda a monólogos o conciertos de gente que imagino que conocerán en su casa, pero bueno no está mal fomentar la cultura. Por sistema le doy a la pestaña “Ignore” (yo es que como soy virtualmente cosmopolita, lo uso en inglés).

–          Vamos a las que me parecen estupideces extremas como las de las galletitas de la suerte, tréboles y demás leches en vinagre. Hubo un día que me mandaron una docena de regalos virtuales y media docena de besos para que los devolviera, también de manera virtual. Una amiga mía, que está muy buena, me mandó una y la llamé por teléfono. Le pedí que me dejara devolvérselo en persona. Soy de la cofradía del deseo carnal. Estas cosas, mejor en persona, ¿no creen?

–          Otros de “salvemos al gorila calvo de la axarquía norte” o “no a la violencia contra el escarabajo pelotero de Saint-Troppez”, abanderado del insecto glamouroso y mascota favorita de los pijos de la Costa Azul.

Y como estas, decenas y a diario. Por suerte sólo las chequeo los fines de semana con lo que me sirve para divertirme un rato y para ver que, por líneas generales, el aburrimiento hace estragos en la gente. Pero bueno, sé que hay que poner una nota de humor en la vida pero algunas de estas tonterías son para recomendarle a sus autores que, por ejemplo, vayan a tomarse una cerveza al bar, al menos ayudarán a mover la economía del país.

Lo siento, pero es que no soy muy seguidor de las gilipolleces virtuales. Pero seguiré leyéndolas, es como una atracción fatal que siempre está ahí y de la que no puedes desprenderte

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Lord Buworld, Reflexion

9 comentarios en “GILIPOLLECES VIRTUALES”

  1. SR FEUDAL Says:

    A mi personalmente no me gustan las redes sociales, ni todas estas historias. Muchas veces me han mandado solicitudes de esas para que me inscriba, y la verdad no me llama la atención.
    Además si se va la luz, ¿Cúantos amigos te quedan en el facebook? :)

  2. rulos Says:

    Cuanta razón tienes, sr. feudal. Lo que pasa es que mas de uno te diría que seguirá teniendo amigos hasta que le aguante la batería del portatil.

    Reconozco que hace tiempo me agregué a una de estas “sectas sociales”, quizás por curiosidad. Mi andadura fue breve y decidí abrir un poco mas los ojos. Joder, que hoy día casi todos tenemos tarifa plana en telefono fijo, no? Pues eso, a marcar se ha dicho. Es una forma un poco mas real de estar en contacto con la peña.

    Pensándolo mejor, puede que hoy vuelva a darme de alta en la red social solo para crear un nuevo movimiento llamado: “acabemos con el puto faisbush, con el jodido tüenti y con el porculero twuister”.

    Un abrazo

  3. Lord Buworld Says:

    Lo bueno que tiene el facebook es que ves fotos de tias buenas y que encima conoces, jajajja. Sólo soy usuario por eso. Para que vamos a engañarnos.

  4. paco Says:

    Qué sorpresa. Resulta que ayer me entero por mi hermano Julio de la existencia de este blog y de lo bien que lo gestionas y claro, pues a mi también me entra la curiosidad de espiarte un poquito (aunque te aseguro que no tengo el más mínimo interés en verte las tetas)
    Tengo que confesar que me he quedado gratamente sorprendido por tu pluma (no me refiero a la pluma pluma gay, que de esa ya hablaremos en otra ocasión, jejeje)literaria y de tu facilidad para tratar cualquier diferentes asuntos.
    De momento ya está bien de peloteo. Seguiré visitando este rincón de vez en cuando.
    Ah, se me olvidaba. La próxima vez que salga con el paíno al campo de paseo o a hacer barranquismo te avisamos por si te apetece colgarte de una soga (siempre con arnés de seguridad, amigo) y pasar un poco de vértigo.
    Un abrazo para tí y un par de besos para la rubia y para el rubito.

  5. Lord Buworld Says:

    Grandioso Paco. Sí, esto de la pluma tira mucho, ya sabes que el vivir en torremolinos tiene estas cosas. Precisamente hoy hace 3 años que lo inaguré y pues hay de todo, cosas mejores y peores, ya sabes que todos los días no está uno inspirado.
    Agradezco que te haya gustado lo que hayas leído.
    Eso del Barranquismo no lo tengo muy claro pero yo voy con vosotros, no problem.
    Un abrazo.

  6. rulos Says:

    Te pillé! Ahora no tienes escapatoria. Queda bien reflejadito que te apuntarás a una de barrancos. Te aseguro desde ya que no te aburrirás y que dependiendo de la ocasión, la adrenalina(morgan) se te pondrá a 1000.

  7. Lord Buworld Says:

    He dicho que iría, no que me vaya a tirar por el barranco.

  8. Julio Says:

    “Tranquilícense caballeros. No empecemos a chuparnos las pollas todavía” y retomemos el tema por el cual estamos todos en este espacio desvirtual.
    Entre el lobo y la oveja sin lugar a dudas, elijo al ascendiente de todos los canes.
    No, no seré yo quien me lance, como todas esas ovejitas encarriladas, a las redes del feisbuk. Prefiero antes saltar por uno de vuestros barrancos con el traje lleno de plomo. Seguro que terminaría en lo más hondo del río pero no me parece cosa mala siempre y cuando a ningún hijo de puta le de por inmortalizar mi última es-cena y colgarla en su muro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: