UN LUNES CUALQUIERA

Ya lo decía Bob Geldof en una canción, “I don´t like Mondays”. A mí tampoco me gustan los Lunes, los detesto. Es un odio visceral implícito a la categoría de ser humano, en edad laboral y con la suerte de estar trabajando y no ser uno de los millones que engrosan esa lista maldita de los parados en España. Normalmente, en los últimos meses, a principios de mes, suelo escribir un post en el que hablo de los nuevos resultados del paro. Este mes, ni ganas tengo de escribir sobre esto. Es tan atroz, tan descomunal la cifra, que duele mencionar el tema.  Es demasiada la gente que conozco en el paro, el drama que padecen y la impotencia para derrotar a este terrible monstruo.

Precisamente, este pasado sábado se ha celebrado el primero de Mayo, el día de los trabajadores. Los sindicatos, como es tradición, lo han celebrado echándose a la calle pero dicen, con aire triste ante las terribles cifras de desempleo y paro en España.  ¡Qué poco están haciendo! Eso es lo que siento. Me hizo gracia una pancarta que leí sobre un puente de la Avenida de Andalucía de Málaga y que decía: “El Gobierno paga y los Sindicatos callan”. Me pareció un reflejo exacto de lo que está pasando en este país. La desgana y la desidia parecen haberse asentado de una manera preocupante y lo que es peor, aquí nadie hace nada.

Mientras tanto, nueva catástrofe ecológica en el Golfo de México, con un nuevo vertido de crudo al mar en esa carrera imparable del hombre para cargarse el planeta en un tiempo record.

En Nueva York cundió el pánico en Times Square cuando se encontró un coche abandonado y cargado de explosivos, reavivando una llama que no está apagada, la de la psicosis terrorista en la capital del mundo.

Los lunes, nuevo comienzo a la semana, se enciende ese bucle interminable, esa película repetitiva que uno espera que cambie de escenarios y de tonalidad cada vez que da comienzo la semana. Desgraciadamente, en los últimos tiempos, no logro darle un giro pero alguna vez habrá de ser. Intentaré agarrarme a ese Principio de Incertidumbre, que dice que aunque todo parezca igual, también podría ser lo contrario.

En fin, no me gustan los lunes, qué le voy a hacer. Aunque también es cierto que es mucho peor pasárselos al sol, ya me entienden. Sólo me queda dar ánimos a los que, desgraciadamente se queman al sol en este día.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Málaga, Naturaleza, Reflexion

2 comentarios en “UN LUNES CUALQUIERA”

  1. pipermenta Says:

    Bueno, yo que soy uno de esos que ya no tenemos ni calificativo y que nos hemos convertido en una cifra, te diré que me encantaría tener lunes como los tuyos, ya me entiendes.
    Lo de los sindicatos…Bueno, es que me pongo enferma solo de pensar en ellos. Mientras sigan chupando no habrá solución a nada. Son ellos los primeros que tendrían que levantarse y decir basta pero…Mejor dejarlo, para que mover la…
    Un saludo.

  2. Lord Buworld Says:

    Siento que formes parte de esa lista maldita. Ojalá pronto tengas que escribir algo como lo que yo he escrito, ojalá.
    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: