EL PLANCHAZO NACIONAL

Hay un refrán que me gusta mucho porque refleja a la perfección la realidad, dice algo así como “que no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo”. Eso es lo que ha estado ocurriendo en estos últimos tiempos con la Selección Española de Fútbol. Se había creado un ambiente enfervorizado, una euforia sin parangón. Dábamos por hecho que ganaríamos el Mundial antes de que la pelota se pusiese en juego. Todo esto ha venido de la mano de la prensa que, ha estado menospreciando al resto de contrincantes. Ayer debutó España y pasó lo que no entraba en los pronósticos, una derrota que trae de vuelta, de una tacada, todos los fantasmas del pasado. Sólo digo que ni antes éramos invencibles ni ahora somos una mierda.

Sigo teniendo la opinión de que España es una de las favoritas para alzarse con el cetro mundial pero este serio toque de atención les pondrá los pies en la tierra y le hará plantearse cada partido como tenía que haber hecho con el de ayer. Ahora ya no hablamos de cruces ni gaitas, ahora lo importante es pasar de la Primera Fase y para hacer eso, España sigue dependiendo de sí misma. Tendrá que ganar los dos partidos, ya no valen tonterías y cada partido, a partir de ahora, es un cruce, una eliminatoria directa. No ganar significará hacer las maletas y regresar a la piel de toro. Pero eso es precisamente un Mundial, cualquiera te puede ganar en una tarde donde pueden influir muchas cosas. Ayer, España abrumó en posesión pero la realidad es que creó muy poco peligro. Suiza, equipo al que habíamos menospreciado (especialmente desde la prensa), hizo lo que tenía que hacer. Se defendió y en dos contras hizo un gol y tiró uno al palo. Eso es el fútbol señores, ni más ni menos.

El peso de la historia sigue siendo fundamental en este tipo de competiciones. Italia, Brasil, Argentina y Alemania, no han brillado, exceptuando esta última, pero no han perdido. No han menospreciado a sus rivales y ahí están los resultados.

Todavía confío en este equipo, porque es excepcional y sólo espero que lo demuestren en los próximos dos partidos, dos finales que habrá que ganar. Eso es el Mundial.

Lo siento por toda esa gente que ayer inundó bares a una hora intempestiva para celebrar la primera victoria del combinado patrio. Necesitamos ciertas alegrías, alegrarnos un poco la vida. No fue así, lo que resultó fue un planchazo nacional que nos baja los humos y que nos hará afrontar esta competición como hay que hacerlo, con humildad y sin menospreciar a nadie. Hay que pensar en ganar a Honduras y Chile, que no lo van a poner fácil.

De verdad, espero que esto haya sido el punto de inflexión y a partir de ahora veamos lo que realmente puede dar de sí este grupo de deportistas. Habrá que ver los que nos depara el próximo partido. Ánimo, aún se puede enderezar el rumbo.

Lord Buworld

* Fotos de la Opinión de Málaga, edición digital.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Deportes, Lord Buworld

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: