OTRAS VUELTAS AL COLE

En estos días se está produciendo la imagen de todos los años por estas fechas, la vuelta al cole. Esto me da paso a rememorar, siguiendo esta serie vintage, como eran mis vueltas al cole o los días de escuela en aquellos años de mi niñez. Tengo 37 años, así que pertenezco a aquellas generaciones de españoles que estudiamos la E.G.B. (Educación General Básica). Entré en párvulos (lo que ahora se llama Educación Infantil) en 1978 y terminé en 8º de EGB en el  año 1987, recién cumplidos los 14. Vamos a recordar un poco como eran aquellos lejanos días.

Para empezar, hay una clara diferencia con respecto a la actualidad, en realidad hay muchísimas, pero una primordial es que nosotros empezábamos casi con 5 años, ya un poco más mayores, con lo que era menos traumático que hoy día, que entran con 3. No recuerdo que hubiese tantas historias para elegir un colegio ni había oído hablar de contratar detectives para averiguar si los padres estaban falseando sus empadronamientos. Igual también existía pero no tengo constancia de ello, al menos en los Colegios Públicos que, como podrán imaginar, es donde yo realicé mis años escolares.

Se daba el caso que no había tanta psicosis ni temor por lo que pudiera pasarle a los críos. En mi caso, era normal que yo llevase a mis dos hermanos pequeños al colegio. Les dejaba a cada uno en su edificio y yo me iba al mío. Yo contaba entonces con 11 o 12 años. Hoy es prácticamente impensable hacer eso, yo el primero que no me fiaría, que conste.

La vuelta al cole solía producirse el 15 de Septiembre y recuerdo que odiaba esa fecha con toda mi alma. Después de todo un verano en la playa y jugando, volver a las aulas se hacía un trabajo duro. Pero se pasaba, como todo. Ahí nos tenían a todos con nuestras mochilas a la espalda, nada de carritos para no dañar la columna como ahora. Era normal heredar los libros de alguien de años anteriores y, eso de tener un ordenador, es que ni en películas lo veíamos.  Los primeros días eran ajetreados forrando libros, algo que no se me daba muy bien. Normalmente lo hacía mi padre, pero conforme iba cumpliendo años, aquello ya era trabajo mío.

Solía estudiarse en 3 fases, Párvulos, un Segundo Ciclo que comprendía de 2º a 5º y el Ciclo Final de 6º a 8º. Los compañeros solían ser los mismos durante todos los años, con lo que se convertían en una familia. Después, el tiempo, desgraciadamente, nos separa. Los profesores nos los iban cambiando en los distintos ciclos.

Recuerdo esas clases de Pretecnología (manualidades), de Naturaleza y Sociedad, Lenguaje o mis odiadas Matemáticas. Esos artilugios como las plantillas de mapas (alta tecnología), las libretas de cuadritos, rayas o dos rayas, los cuadernos Rubio y la eterna goma Milan. No hablábamos de exámenes sino de controles y entonces sí se repetían cursos. De hecho pertenecer a la clase de los repetidores o ser repetidor en  una clase te daba un estigma de forajido, un aura de bandido a lo Bonnie and Clyde.

Por cierto, nosotros teníamos que ir al colegio por la mañana y por la tarde. El horario no lo recuerdo muy bien pero podría ser como de 9-13 y de 15-17 o algo así, menos los meses de Septiembre y Junio, que solo íbamos por las mañanas.

Recuerdo con nostalgia aquellos recreos jugando al fútbol, al sota-caballo-rey, y tantos otros juegos. Tantos profesores, algunos entrañables y otros no tanto. Pero buenos recuerdos al fin y al cabo.
Yo soy de los que piensa que los niños que salíamos de la EGB estábamos más preparados de lo que salen actualmente. Imagino que los expertos me dirán lo contrario.

Aquellas vueltas al cole también coinciden con estas en que siguen siendo gobernadas por el todopoderoso Corte Inglés y su sempiterno slogan publicitario “Vuelta al Cole”.

¿Quién no se acuerda? Me acuerdo muy bien de mis años en el Colegio Público Palma de Mallorca, en Torremolinos, un colegio feo de cojones pero en los que pasé años maravillosos.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Cultura, Lord Buworld, Málaga, Reflexion, Vintage

2 comentarios en “OTRAS VUELTAS AL COLE”

  1. Julio Says:

    Genial artículo, como siempre. Yo tengo, además, un bonito recuerdo de; los yogures yoplait(con premio bajo la tapa)del comedor, la ilusión de volver a ver a esa compañera que te tenía totalmente enamorado, los follones que se armaban en el autobús, los partidos de “mate” en los que siempre protegíamos a las niñas, las notitas que nos pasábamos en clase, el “poli-ladro”,etc.
    Mañana mi pequeñaja vuelve al cole. Está loca de contenta y yo de ver su cara de ilusión.

    • Lord Buworld Says:

      El comedor no entra entre mis vivencias escolares, sí entre las de mis hermanos. Yo, por ser mayor, parece que tenía patente de corso.
      Los tonteos con las niñas eran inevitables, aunque yo era un poco tímido en esos menesteres.
      El mío también ha entrado hoy, es su segundo año con lo que va mucho más tranquilo.
      Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: