COMPARACIONES ODIOSAS PERO INEVITABLES

Dicen que las comparaciones son odiosas y créanme cuando les digo que me jode, y mucho, escribir las líneas que voy a escribir. He leído que en Francia, hoy se va a producir una huelga de estudiantes que se manifestarán en contra de la jubilación a los 62 y otras reformas que va a llevar a cabo el Gobierno del engreído Sarkozy. A primera vista parece extraño que un colectivo como el estudiantil proteste por esto, pero eso nos dice mucho de la capacidad organizativa, la preocupación por el futuro y la preparación de los jóvenes franceses. Algo que, por otro lado, llevan décadas demostrándonos al resto de países. A partir de aquí viene mi pregunta y la inevitable comparativa. ¿Qué pasa con los estudiantes españoles y con los jóvenes españoles en general? La respuesta es bien sencilla, ni rastro, la más absoluta nada.

Me da mucha pena porque los jóvenes estudiantes españoles tienen una oportunidad única para demostrar que no son una ‘generación perdida’, que tienen mucho que decir y demasiadas cosas por las que luchar. Con una crisis sin parangón, que se ceba especialmente con los jóvenes cuyo acceso al trabajo parece casi como soñar con encontrar Eldorado. No hay posibilidad de acceder a una vivienda. Esas podían ser por ejemplo causas por las que protestar puesto que son razones a las que se enfrentarán a corto-medio plazo. Pero es que también hay cosas por las que luchar ahora, porque soportan un sistema educativo deleznable donde cada vez se está produciendo un retroceso mayor. En la era de máxima información al alcance, se da la paradoja de que se está produciendo un mayor embrutecimiento colectivo.

Por eso, viendo lo que hacen los sindicatos estudiantiles franceses que ya andan preocupados por su jubilación cuando aún están en la flor de la vida, llego a la conclusión que extrapolar ese caso a los estudiantes españoles es prácticamente hablar de una película de ciencia ficción.

No veo movimiento en los estudiantes y en los jóvenes españoles en la veintena. Prefieren conformarse con vivir bajo el amparo de unos padres que, en la mayoría de los casos, aparte de luchar con una crisis económica que sacude las entrañas del hogar, además han de lidiar con la tiranía de unos jóvenes que no quieren dar palo al agua, que encima vomitan su mal humor y sus desidias en unos padres ya cansados. Exigen que les paguen video juegos , el adsl y todos los caprichos, importándoles bien poco su futuro que se presenta muy negro si no reaccionan.

Esta es la triste realidad de los estudiantes y los jóvenes españoles. Ojalá surgiesen voces reivindicativas capaces de reunir y organizar a una juventud que tiene miles de razones por las que echarse a la calle y montar un cirio de leyenda. Desgraciadamente no veo ni la más remota posibilidad de que eso pueda ocurrir. No veo figuras juveniles o estudiantiles capaces de aglutinar esas acciones.

Mientras tanto, los jóvenes estudiantes franceses salen a la calle, a luchar por unas ideas, por un futuro que le plantean injusto. Al menos ellos protestarán y seguramente conseguirán objetivos.

Lo dicho, a años luz y no me alegra esto para nada.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Cultura, Lord Buworld, Reflexion

One Comment en “COMPARACIONES ODIOSAS PERO INEVITABLES”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: