DÍAS BONITOS

A veces se necesitan pocas cosas para pasar un día realmente bueno y feliz. Cualquier lugar al aire libre y estupenda compañía son ingredientes infalibles en la receta del buen día. Normalmente, los problemas cotidianos suelen dar lugar  a más temáticas para escribir en espacios como este. He escrito tantas reflexiones profundas, filosóficas y dolorosas que,  a veces olvido que es muy necesario escribir cuando se tienen buenos momentos. Siempre trato de dejarlos reflejados aquí, porque este blog, a fin de cuentas, es un glosario casi diario de mis momentos, fotografías de instantes concretos en una vida, la mía. Tiempo después, cuando leo estos textos, a veces me cuesta reconocerme, por eso hay que dejar constancia tanto de lo bueno como de lo malo, incluso de lo insulso. De todo se aprende.

Ayer pasé un día maravilloso en el campo con mi familia y con amigos increíbles. Respirar aire puro del campo malagueño, ver a mi hijo jugar con otros niños, disfrutar de una o varias copas de vino enmarcando charlas amenas. No todos los días tiene uno la oportunidad de charlar en marcos como ese y no cuesta tanto hacerlo. Castigamos nuestras vidas a ritmos frenéticos, encerrados en oficinas sin vida, sometidos al poder del horario y de las eternas facturas que fracturan nuestra paciencia que, a veces creo que es infinita. Olvidamos cosas sencillas y necesarias como respirar aire puro, observar, charlar sin finalidades y finalmente disfrutar. Ayer sí pude disfrutar de todo eso y por eso quería dejarlo reflejado en mi blog. Cada vez estoy más convencido que el verdadero triunfo en la vida se basa en las pequeñas victorias cotidianas, como la de ayer, en la que gané mi partida a la tristeza, a la rutina impasible, incesante, cruel que llega a dominar los terrenos de mi día a día.

Estos son los momentos con los que uno se queda, los que se guardan en la retina a pesar de tratarse de actos sencillos. Con lo que me quedo es con la necesidad de repetir mucho más asiduamente momentos como el de ayer, porque es necesario para el alma, para sobrevivir en estos tiempos tan duros.

Sí, ayer fue un día bonito y especial.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Lord Buworld, Málaga, Naturaleza, Reflexion

5 comentarios en “DÍAS BONITOS”

  1. Ana Says:

    Me alegro un montón de que disfrutases de un día estupendo. Eso de lo que hablas es, sencillamente, el sentido de la vida. Un beso.

  2. Julio Says:

    Ayer disfruté viendo como disfrutaban personas a las que quiero. La verdad es que me hizo especial ilusión verte tan relajado rodeado de tu familia y es por eso que no pude evitar ejercer de “paparazzo”. Lo mejor es que tengo la certeza de que todavía nos quedan muchos días bonitos.

    • Lord Buworld Says:

      De hecho, en ningún momento me di cuenta de que nos habías hecho fotos, te lo juro. Pero tienes toda la razón, hacía mucho tiempo que no me encontraba relajado y, eso, para mi, te puedo asegurar que es todo un logro.
      Yo también espero muchos más días así.
      Un abrazo.

  3. rulos Says:

    Aunque llegué tarde por culpa del trabajo también puedo decir que el lugar y la compañía eran de lo mejor.
    Fué agradable veros a todos tan relajados bajo el sol campestre. Intentaré organizar este año mas salidas de este tipo.
    Un abrazo

    PD: José, unas 3 o 4, no?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: