CERTEZAS

Ir cumpliendo años en esta vida que nos ha tocado experimentar me ha proporcionado la confirmación de algunas certezas. Cumplir años tampoco es excusa para no seguir llevándote sorpresas gratas y palos mayúsculos. Muchas veces estas dos cosas, lo bueno y lo malo, coinciden en un mismo punto, en un espacio corto de tiempo, la coincidencia de todas las dimensiones en un solo punto,  como el “aleph” que decribiese en su día Jorge Luis Borges. Eso es lo que me ha demostrado la vida en estos últimos días.

Vamos primero con lo malo, para quitármelo de encima cuanto antes y dotar a este texto de un halo positivo. Les decía que, el hecho de que caigan hojas en el calendario vital, no es ápice para librarse de los palos, por mucha experiencia que uno atesore. Al menos, ese es mi caso. Hay una certeza clara, tal y como decía “Michael Corleone” en El Padrino II, “dinero y amistad, agua y aceite”. Estos días, ese dicho, me ha sido escupido a la cara en toda su realidad. Nueva sapiencia a tener en cuenta y que en muy pocos casos, casi ninguno, se produce el efecto contrario. Y estando en esos momentos de orgullo traicionado es cuando se cumplen las cosas positivas, esas certezas con respecto a esas personas que sabes que están ahí y te apoyan.

En esos momentos decaídos, dolidos, es cuando surgen las figuras eternas de tus padres, prestándote la ayuda incondicional. Sacrifican su nulo patrimonio para ayudarte económicamente pese a que eso suponga otra losa en su ya complicada existencia. Nunca podré agradecer todo lo que me han ayudado y me ayudan. Respeto infinito. Ojalá la vida pueda permitirme cumplir con ciertas ideas que tengo con respecto a ellos.

También en esos momentos y todavía secándome las lágrimas por la ayuda prestada, surge sempiterna, la figura de mi mejor amigo, adivinando, intuyendo  mi mal momento y ofreciéndome el regalo de su bendita compañía. Es viernes por la tarde, “Jose, te espero esta noche, para que nos vayamos a tomar unas cervezas por Málaga. Y, de paso, nos alegramos la vista con las portentosas anatomías de las mujeres malagueñas. Para algo tenemos ojos, compañero, para admirar obras de arte”. Con voz entrecortada no puedo más que aceptar el ofrecimiento. Noche de compañía exquisita, charlas legendarias y admiración mutua.

Al otro día, otra certeza, es el día de los papis y, mi hijo Daniel, me regala una manualidad que me recuerda quien soy y lo que siente por mí, acompañándolo de un abrazo sincero y prolongado, mientras leo la leyenda que reza en una pulsera que llevo en mi muñeca, “todos necesitamos un abrazo”. Me seco las lágrimas que serpentean ambos lados de mi cara y me digo; esto es la vida José Antonio, compartirla con la gente que merece la pena.

En fin, con este regusto tierno y sincero, doy término a este texto dispuesto a seguir luchando y a seguir confirmando certezas. De vez en cuando, seguirán lloviendo palos, pero eso es la vida queridos lectores y yo estoy dispuesto a seguir viviéndola.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Depresión, Lord Buworld, Málaga, Reflexion

4 comentarios en “CERTEZAS”

  1. locogin Says:

    Verdaderamente has hecho un crudo y realista cuadro de las vicisitudes que la vida nos trae, ahora si, y ahora también.
    No se si los abrazos virtuales dan algo de calor, pero en caso de que sea así, ahí tienes el mío, de corazón, y esperando que ese “hard time”, como dicen los americanos, pasen pronto.
    Saludos.

    • Lord Buworld Says:

      Gracias, caballero. Dicen que todo es cíclico. “Mis años difíciles” son ya cuatro seguidos pero bueno, seguimos luchando para darle la vuelta a la tortilla. Abrazo aceptado, agradecido y con acuse de recibo en forma de otro para ti.

  2. rulos Says:

    Y bien que nos lo pasamos. Aunque hay que reconocer que Málaga ya no es lo que era. Tampoco nosotros.

    Basándonos en las matemáticas y en las probabilidades, ya queda casi nada para que empiece, de nuevo , tu buena racha. Ánimo Josele, todo llega.

    • Lord Buworld Says:

      Dios te escuche Hidalgo Rulos a ti, a las Matematicas o a quien sea. Cierto, la noche malagueña ha perdido con respecto al pasado. También es posible que ya no sepamos movernos como antes. En cualquier caso, lo pasamos bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: