DE PEPINOS Y GERMANADAS

Recuerdo varias crisis a lo largo de mi vida, excluyendo las meramente económicas, aunque la palabra crisis vaya asociada inexorablemente al factor económico. Pero se me vienen a la cabeza varias, como la del petróleo de los 70, la del fletan en los 90 y ahora la de los pepinos. Y como siempre, esta nación llamada España es la que paga el pato de la soberbia de algunos. En este caso de los pepinos somos víctimas de las “germanadas” de alguna mente lúcida de la llamada raza aria. ¿Quién se atreve a ponerle dos banderillas a la gran Alemania? Como podemos ver, nadie y, desde luego, esta triste España menos que ninguna.

Es indudable el poder económico alemán, que ha vuelto a demostrar que es el motor de Europa y quien verdaderamente da puñetazos en la mesa y dicta los designios a seguir. Sabemos de su potencial y de su capacidad de regeneración pero la altanería de sus clases dirigentes les hace perder todo el prestigio. Hace poco se ha desatado la ya llamada “Crisis de los pepinos”. La responsable de Sanidad de Hamburgo, adelantándose a las investigaciones científicas, culpó a los pepinos provenientes de Almería y Málaga como los responsables de una bacteria mortal que ha matado ya a unas cuantas personas. Inmediatamente, la psicosis. Nadie compra nada y las importaciones de hortalizas del campo andaluz se paralizan. Las consecuencias, pérdidas millonarias en el sector y cientos de puestos de trabajo perdidos. Ruina económica añadida a la ya existente. La Junta de Andalucía se apresuró a realizar estudios biológicos y a confirmar ante la opinión pública la excelente salud del pepino andaluz. Poco tardó la consejera de Agricultura en meterse el pepino en la boca y perdón por la posible interpretación secundaria. El caso es que de poco ha servido. Inmediatamente otros países como Rusia se han encargado de paralizar y vetar a  las hortalizas españolas.

Esta mañana he visto por televisión que, con toda probabilidad, la bacteria estaba en casa, en un invernadero de soja de la Baja Sajonia. ¿Creen que la responsable de Sanidad alemana se ha retractado y ha pedido disculpas? La tal Cornelia Prüfer no solo no ha pedido disculpas sino que ha reiterado que sus decisiones han sido las correctas y que no hay lugar ni para pedir perdón ni mucho menos para indemnizar a los empresarios españoles.

Yo me pregunto qué hubiera pasado si hubiésemos acusado erróneamente a los salchicheros alemanes de una cepa bacteriológica y hubiésemos prohibido el salchichismo ilustrado en la Península Ibérica. Créanme que la Merkel le hubiese puesto un par de banderillas a España y asunto zanjado. Por supuesto, previa indemnización a los salchicheros de turno.

Pero aquí no pasará nada, estoy seguro. Ni habrá indemnizaciones ni habrá rectificaciones ni disculpas públicas. Pues buenos son los cabezas cuadradas como para reconocer errores.

Poco importa la campaña de apoyo al pepino desde diversos sectores de la sociedad española. Incluso una empresa de Torremolinos, ExpoGay,  se ha adelantado y ha lanzado una campaña de marketing titulada “Ponga un pepino en su vida”. No les miento.

En cualquier caso, les aseguro que no habrá nadie en el Parlamento Europeo que condene estas germanadas. Incluso se dará el caso de que sancionen a España y le disminuyan las subvenciones en el área de Agricultura. Al tiempo.

Salgámonos de la Unión Europea por Dios porque ya vemos para lo que nos sirve.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Málaga, Política, Reflexion

4 comentarios en “DE PEPINOS Y GERMANADAS”

  1. locogin Says:

    Acertado como siempre en tus pullas, que en esta ocasión son las pullas públicas, y que personalmente espero que se tomen medidas, o “me borro” como decía cuando era niño.
    Tenemos agravantes además de todo lo publicado, resulta que la tal Cornelia es tan solo una consejera, no tiene ni ministerio, y su empecinamiento en recalcar que aún no siendo los pepinos españoles culpables del brote de la famosísima cepa de E.coli, si que eran portadores de la bacteria, lo que los hacia peligrosos para su consumo. Todo esto de un tirón, negándose a pedir disculpas a España y sin mostrar prueba o evidencia alguna.
    Bueno, dejando al margen que la famosa cepa de E.coli, la O104:H4 es una cepa relativamente desconocida hasta ahora, de una toxicidad muy alta y ademas resistente a los antibióticos.
    Datada en el 2004 en Corea del sur un paciente con los mismos síntomas que fue tratado y no llego a morir, es la misma hallada ahora en los afectados por la infección alemana.
    En cuanto a la detección de la E.coli en los pepinos españoles, la famosa señora Cornelia, no ha confirmado que la cepa sea la misma, ya que la E.coli es, en su estado normal un bacteria inofensiva, parte de nuestra flora intestinal, nos ayuda a producir algunas vitaminas y previene el asentamiento de otros microorganismos en nuestro cuerpo. Solo de vez en cuando, una mutación puede causar el efecto contrario y poner en peligro nuestras vidas.
    El daño esta hecho y la compensación debería de ser proporcional al daño, 200 millones de euros por semana y la perdida de hasta 70.000 empleos, ¿como se contabiliza esto?.
    No lo se pero si que me importa, y en la próxima reunión del parlamento europeo debería tratarse y definirse, no ante la señora Cornelia, ya que ella al ser consejera no tiene ni asiento, pero si ante todo el resto de países que forman nuestra comunidad.
    Podemos ser uno de los vagones de cola de la UE, pero no debemos de ser los tontos de atrás de la fila.

    • Lord Buworld Says:

      Pero, ¿crees realmente que el Parlamento Europeo se va a atrever a toserle a los alemanes? El daño está hecho y dudo mucho que se arregle en alguna medida. Ya sé que la Cornelia esa es una tiñalpa pero está asestando golpes terribles con el beneplácito de la Señora Merkel.
      Y viendo como funciona Bruselas con la mitad de los Eurodiputados tocándose los cojones y yéndose de putas, la verdad es que no espero absolutamente nada.
      Saludos Ginés.

  2. SR FEUDAL Says:

    Esta es como la Pajín alemana, jajaja
    Ya lo he comentado en otros post, de Europa, no nos podemos esperar mucho.
    Y si encima tenemos el gobierno que tenemos, pués apaga y vamonos…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: