UN OTOÑO DIFERENTE

Llegó Septiembre, como todo en la vida, y se fue Agosto, siempre asqueroso para todo aquel que no lo disfrute como es debido. Particularmente es un mes que siempre he detestado, pero que lo sobrellevo, como tantas otras cosas. Y llega Septiembre como digo, mes en el que todo se reactiva, incluso el paro, que vuelve a subir  y más que lo hará. Ahora conozco la situación de primera mano pues el otro día viví la desagradable situación que hacía tantos años que no recordaba, la de ir al INEM y ver los rostros de derrota, de amargura. En mi caso, no estoy deprimido porque no me sirve de nada y puedo decir que disfruto de una nueva etapa de positivismo que, estoy seguro, me va a reportar alegrías. Aun así, he de reconocer que será un septiembre y un otoño complicado, no exentos de dificultades.

Mis días transcurren, en buena parte, en la biblioteca del Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso de Torremolinos, donde machaco los codos preparando unas oposiciones para final de Noviembre. Sin ninguna presión, con poco que perder y mucho que ganar, este es un primer proyecto en el que he puesto mis miras y en el que trabajo. Si no sale bien, activaremos el siguiente plan y así sucesivamente, aunque trabajo duramente para cumplir con el primero. Lo último, tirar la toalla, eso nunca malandrines.

Es una sensación extraña verte como antaño, en la sala de una biblioteca estudiando con dureza y rodeado de jóvenes que apenas superan los 20 y que preparan sus exámenes de Septiembre. Sus miradas inmaduras, sus sueños intactos y sus preocupaciones mínimas. Ya tendrán tiempo. En pocos días, y tal y como me dijo la bibliotecaria, me quedaré solo en la sala con algún que otro opositor, también en los treinta y muchos años  o incluso más que yo. La crisis económica ha facilitado estampas como estas. Pero es una posibilidad que está ahí, un cartucho por quemar, una batalla que librar y en ello estamos.

El deporte, la natación y la bicicleta también formarán parte del decorado diario para rebajar las cervezas de más de este tórrido verano y a las que,  tampoco pienso renunciar. No hay mejor placer que tomarse una cerveza con buena charla. Mi amigo del alma Rubén sabe de lo que hablo pues me ha acompañado y me acompañará en muchos momentos de esos. Especialmente ahora que me he aficionado a la pesca y que me relaja bastante. También en esto te has convertido en mi compañero.  Y van…

Sí, es un septiembre distinto, un otoño diferente  pero con mucha confianza en mí y con el firme propósito de darle la vuelta a la tortilla a sabiendas de que no será nada fácil, sobre todo económicamente, pero ¿cuándo lo ha sido? Pues eso, lo dicho.

Por cierto, vuelvo a reactivar el blog y volveréis a sufrirme. Daros las gracias por haber seguido teniendo muy buenas estadísticas de visita cuando los textos escritos no han superado los dedos de una mano en todo el verano. A eso lo llamo fidelidad.

Gracias y un abrazo.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Lord Buworld, Málaga, Reflexion

4 comentarios en “UN OTOÑO DIFERENTE”

  1. Gines Lopez Says:

    Me alegra enormemente verte de nuevo tecleando en el blog, ya te echaba de menos, y ademas me alegra ver también, que tienes enfocados tus planes de futuro, este menda se va de vacaciones el viernes durante dos semanitas, así que a la vuelta volveremos a estar online, aunque algún seguimiento iré haciendo desde el móvil.
    Saludos y un fuerte abrazo, Ginés

  2. rulos Says:

    Como ya comenté en otro post, aquí tenemos de vuelta al ave Fénix.
    Tenemos delante a un José Antonio renovado, con nuevos propósitos. Un compañero con la cabeza bién alta y mirándole a los ojos a la cruda y dura realidad.
    Respecto a las oposiciones, te deseo mucha suerte. Es complicado pero sé que estás poniendo toda la carne en el asador.
    Septiembre es el mes de transición a un otoño tranquilo. Etapa que los residentes costeros esperamos para poder realizar todas esas actividades de ocio que comentas.
    Un ejemplo, el de la pesca. Me alegro que te haya enganchado. Pero tendrás que buscarte otro compañero de cañas porque al que te has pegado no es el mas indicado. Lo único que vas a conseguir es hartarte de pollo al día siguiente.

    Compañero, un abrazo

    • Lord Buworld Says:

      Créeme que entre mis pretensiones no se encuentra la de alimentarme de lo que pesque, pues lo llevaría realmente crudo. Pero bueno, los ratos que se echan son los que cuentan en eso que se llama deambular vital.
      Un abrazo,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: