ELECCIONES 2011

Otro año de elecciones, ya empiezo a perder la cuenta de las veces que he vivido esta situación. Este próximo domingo se celebran Elecciones Generales, elegimos nuevo Presidente del Gobierno. Y, ¿qué quieren que les diga? Iré a votar porque me considero un demócrata por encima de todo, pero poca o ninguna es la esperanza que tengo ya en este país. Desde hace tiempo me ronda la casi certeza de que tarde o temprano tendré que hacer mis maletas y largarme a donde picó el pollo. A pesar de que soy un optimista, también es cierto que ese optimismo, al paso que vamos, se producirá en otro lugar, lejos de esta España desmembrada y sin futuro.

Sí, voy a votar, siempre lo he hecho, pero con la política atrozmente neoliberal que practican ese que se decía el Partido Socialista Obrero Español y el  ya consabido Partido Popular, pues el panorama da lugar a eso, a largarse. De hecho, se está produciendo ya y son muchos los conocidos que tengo que han decidido dejar este país y trabajar en otro lugar. Gente preparada, que tenían ilusiones pero que un sistema atroz ha aniquilado. Un sistema que solo beneficia a las grandes empresas y bancos, esos que nos han llevado a esta situación. Nos piden apretarnos, más de lo que lo hemos hecho, recayendo todo el peso de su incapacidad sobre los hombros de los de siempre, los trabajadores que poco a poco ya dejan de serlo porque son despedidos y se están pudriendo en el paro, muchos ya sin ningún ingreso.

Estas son las elecciones a las que voy a ir a votar más desilusionado. Asqueado de un equipo de Gobierno que, probablemente, ha sido el peor desde hace 100 años y con la perspectiva de un más que probable nuevo equipo que antes de subir a la palestra ya deja claro cuál va a ser su modus operandi. Dicen que no hay varitas mágicas, cierto, y nos profetizan un futuro muy negro. ¿Para qué se presentan entonces?

No me importa decirlo. Votaré a Izquierda Unida, pero no por convicción o simpatía sino porque son los únicos que se atreven a poner en su programa la necesidad de nacionalizar la banca, algo en lo que estoy totalmente de acuerdo. De sobra sé que no ganarán pero al menos espero que obtengan una representación aceptable.

Y mientras Europa, más bien Angela Merkel, nos marca el son que debemos bailar. Seguimos amenazados bajo la espada de Damócles de los llamados “Mercados” que parece que son los que mandan en el mundo. En mi desconocimiento en la materia me pregunto por qué no son esos mercados los que ponen en el Gobierno a las personas que nos tienen que dirigir.

De cualquier manera y para terminar este texto gris, les seguiré pidiendo que acudan a las urnas, pues es el único lugar donde podemos elegir libremente.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Política, Reflexion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: