UN LUGAR DONDE QUEDARSE (THIS MUST BE THE PLACE)

Hay veces que uno va al cine en esas sesiones mágicas de sobremesa, cuando pierdes la noción del tiempo encerrado en la oscuridad de una inmensa sala, sin saber a ciencia cierta qué película se va a encontrar. En muchas ocasiones, las parcas se confabulan para otorgarte un rato inolvidable con una de esas obras que pasan sin pena ni gloria  en cuanto a buenos resultados de taquilla pero que, sin embargo, dejan un recuerdo imperecedero en la memoria. Pues eso es exactamente lo que me pasó el pasado jueves cuando, acompañado de mi hermano disfrutamos de Un lugar donde quedarse (This must be the place), del director italiano Paolo Sorrentino.

No sé muy bien en qué genero ubicar esta película pues tiene un poco de ensayo, road movie, documental, drama y comedia. Sean Penn  es el protagonista absoluto de este largometraje en el que encarna a Cheyenne, una antigua estrella del rock castigado física y mentalmente por años de excesos y que esconde secretos que poco a poco se irán desgranando a lo largo de la película. Su vida transcurre plácida y anodinamente en Dublín, en su mansión con piscina vacía y junto a su mujer bombero Jane (Frances McDormand) y con pocas cosas que consigan emocionarle.

Un inesperado viaje a Nueva York a raíz del fallecimiento de su padre, a quien lleva 30 años sin hablarle, le adentrará en una historia de venganzas y viejas rencillas que han perdurado 60 años, desde los campos de concentración nazis, y que le irá conduciendo por un extraño viaje en las entrañas de la América más profunda. En su delirante deambular se irá encontrando con personajes variopintos con historias personales a las que Cheyenne no podrá hacer caso omiso.

http://www.youtube.com/watch?v=q0ryRwKkKI4&feature=fvwrel

Formidable interpretación de Sean Penn, como una especie de Robert Smith (líder de la banda The Cure) entrañable, carismático y por quien es imposible no sentir cariño. Mención especial a los secundarios como Frances McDormand o Eve Hewson (Mary) la hija de Bono de U2, en su primera y meritoria aparición en la gran pantalla como adolescente problemática.

Una película lenta pero entrañable, con una banda sonora muy bien escogida y unas interpretaciones a gran altura. De sobra sé que es un film extraño y que poca gente conocerá, de hecho éramos tres personas en la sala. Probablemente tampoco pasará a los anales pero, ¡qué diablos! Para mí fue un momento mágico descubrir esta película.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Cine, Cultura, Lord Buworld, Reflexion, Videos

2 comentarios en “UN LUGAR DONDE QUEDARSE (THIS MUST BE THE PLACE)”

  1. Rocío Says:

    A pesar de que no me gustan las pelis lentas (como a casi todo el mundo), me has convencido para verla!Rocío.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: