EL GRAN INCENDIO DE MÁLAGA

El verano está terminando con tan mala pinta que, incluso lo poco que nos quedaba medianamente gratis para disfrutar nos lo están quitando. Hace poco más de tres años, escribía yo en este blog un post sobre un lugar donde había llevado a mi hijo a pasar un día en plena naturaleza, la Sierra de Ojén, en la provincia de Málaga. Un lugar maravilloso, un enclave único en plena Costa del Sol, con una vegetación espectacular, un paraíso en definitiva. Pues bien, ese paraíso ha sido arrasado por un fuego devastador que ha dejado calcinada miles de hectáreas. Ha sido El Gran Incendio de Málaga.

Tengo 39 años y, hasta la presente, no recuerdo un incendio como el que ha tenido lugar en Málaga este pasado fin de semana, afectando a más de seis municipios. Me da auténtico terror mirar las fotografías publicadas que solo reflejan la desolación de lo que hasta hace poco fue un lugar precioso. Una vez más, como casi siempre en España, el incendio ha sido provocado. Una vez más, algún o algunos malnacidos hijos de la gran puta, han decidido quemar un lugar patrimonio del hombre. Soy de los que piensa que un parque natural, la sierra, la naturaleza en definitiva, no pertenece a ningún país, pertenece a los seres humanos para que podamos disfrutarlo lejos del imperio de la rutina demencial. La Naturaleza, esté en la región o el país que sea, es para que podamos disfrutarlo todos los que tengamos la inmensa fortuna de vivir por allí o visitar el lugar.

No sé si esto habrá sido provocado a conciencia (estoy seguro que sí) o si habrá sido un accidente lamentable. El caso es que otra vez la Naturaleza ha sido devorada por un fuego provocado por la mano del hombre. No será el último, desgraciadamente habrá muchos más. Sin ánimo de apuntarme a las teorías conspirativas, si que hay sospechosos intereses en la devastación de este terreno. La casi certeza de que no se regenerará antes de 30 años, lo hacen ser un bocado demasiado apetitoso para intereses varios. Y da igual esa Ley que prohíbe especular sobre terreno quemado. Ya hemos visto que las leyes las cambian los gobiernos por Real Decreto cuando les sale de los cojones.

La realidad es que un paraíso de incalculable valor ha sido destruido. Un lugar maravilloso, único y solo puedo decir que me duele el alma.

 

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Málaga, Naturaleza, Reflexion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: