TOKIO BLUES (NORWEGIAN WOOD), DE HARUKI MURAKAMI

Hay libros y autores a los que he descubierto a lo largo de mi vida casi por casualidad. Algunos de ellos pasaron sin pena ni gloria y otros con más pena que gloria pese a la fama que les precedía. Otros han llegado para quedarse como parada obligatoria en mis lecturas y relecturas tanto presentes como futuras. Ejemplos puedo citar algunos; Herman Hesse, Miguel Delibes, Charles Bukowski, Pablo Neruda, Oscar Wilde, Truman Capote, Isabel Allende, Pérez-Reverte, Lorenzo Silva o más recientemente  Carla Montero y el gran Haruki Murakami.  A este  último autor lo descubrí hace tan sólo un par de años  y, desde entonces, me he convertido en un fiel devoto que poco a poco se va haciendo con toda su producción literaria para seguir buceando en su maravilloso y particular universo. El tercer libro que he leído del  escritor nipón se titula Tokio Blues (Norwegian Wood), publicado en 1987 y que le transformó en un fenómeno de masas en el país del Sol Naciente para, pasito a pasito, ir conquistando al resto del planeta.

tok

Ya lo he comentado en anteriores ocasiones cuando he escrito acerca de este autor. No me atrevo a recomendárselo a todo el mundo porque es una literatura distinta. No había leído nada por el estilo hasta la fecha. Tiene un sello, un estilo muy genuino que, entiendo no sea del agrado de muchos lectores. En lo que a mí respecta, he caído de lleno en sus redes. Sin embargo, el caso de Tokio Blues sí que puede representar  una novela que recomiende  a más personas. Me parece el libro ideal si se quiere empezar a descubrirlo. Si les gusta, es casi apuesta segura que intentarán leer otro título de Murakami.

Toru Watanabe, el protagonista, llega a un aeropuerto alemán en plena década de los ochenta y la contemplación del paisaje que tiene ante sí y la música de fondo de una vieja canción de The Beatles, “Norwegian Wood”, le retrotrae a 1969, época en la que estudiaba en la Universidad de Tokio. Se nos narran las vicisitudes de un joven de 19 años en el convulso Tokio de final de los sesenta,  una ciudad agitada por las revueltas estudiantiles aunque con más ruido que nueces.

El despertar sexual, la búsqueda de la propia identidad, el amor por la bella Naoko, antigua novia de su amigo Kizuki, fallecido por suicidio y la compleja relación que mantendrá con ella hasta su triste final en un psiquiátrico serán los ejes centrales del libro. Otras mujeres como la estudiante Midorientrarán a formar parte de la vida de Watanabe con un punto de vista y actitud vital muy distinta a la de Naoko que ayudará a equilibrar su complicada etapa.  La muerte de un amigo puede trastocar el devenir de sus allegados, como bien se refleja en Watanabe y especialmente Naoko.

norw

La nostalgia de una época pasada en la que la tragedia personal , el amor y el deseo sexual  marcaron para siempre la vida del joven Watanabe. Años después, sigue con el estigma de esas turbulencias personales y espirituales de un pasado que, de alguna manera, siempre vuelve. El binomio muerte y amor son las columnas principales sobre las que se sustenta esta obra formidable. En definitiva, la vida.

Una novela fascinante que me atrapó desde la primera página y que he leído en la mejor época que podía hacerlo.

Más que recomendable, imprescindible.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Artículos, Cultura, El atril de Iberia, Libros, Reflexion

2 comentarios en “TOKIO BLUES (NORWEGIAN WOOD), DE HARUKI MURAKAMI”

  1. Hitzaurre Says:

    Mi favorito de Murakami junto con El Pájaro que da cuerda. Una maravilla de autor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: