ON-OFF

Todas las personas que han pasado por momentos dramáticos, que sufren enfermedades complicadas o por situaciones límite, coinciden en expresar, en la mayoría de los casos, un mensaje común. Nos dicen que hay que vivir la vida, aprovechar el momento, el famoso carpe diem tempus fugit.  Dicen que la vida se te va en un minuto, yo diría que más, en un segundo. No se me ocurre mejor ejemplo que el de un interruptor. Estamos encendidos, llenos de ideas, esperanzas, tonterías en la cabeza hasta que alguien, llámese azar, infortunio o como se quiera, gira ese interruptor a OFF y todo se va a la mierda.

dsaturn

Así de simple es la vida. Dos imágenes me han llegado esta semana para aseverar tal pensamiento. El primero es una foto tomada por una sonda espacial desde Saturno en el que se puede ver la Tierra como un punto insignificante en la inmensidad del cosmos. Porque eso es lo que somos, un simple punto que pasa desapercibido en el Universo. Lo segundo ha sido ver ese vídeo de 11 segundos en el que un tren parece circular normal por una vía y, al trazar la curva descarrila provocándose una tragedia de enorme magnitud, un intervalo de dos o tres segundos provoca el fin. Así de efímera es la vida.

La otra noche, al salir de trabajar, en un día de esos espesitos como yo los llamo, lleno de incertidumbres y de ideas que rondan pero no se ponen en práctica, pulsé el interruptor de ON de la Radio de mi coche. Lo que allí escuché, la magnitud del accidente ferroviario de Santiago de Compostela, me cortó el cuerpo. En ese momento un muchacho que viajaba en el tren relataba como escuchaba medio dormido música junto a la ventanilla, cerró los ojos y al abrirlos, un segundo después, todo a su alrededor era caos y muerte. En un segundo.

santia

Los budistas lo ejemplifican en sus mosaicos de arena, preciosos cuadros, perfectamente elaborados a manos de artistas que duran en su belleza lo que una racha de viento tarda en borrarla o la mano del hombre en hacerla desaparecer. No encuentro mejor ejemplo de lo que la vida es que este que ponen en práctica los monjes budistas para que nos demos cuenta de lo estúpidos que somos.

Así que, viendo esto, no me queda más que esforzarme en hacerlo lo mejor posible mientras el interruptor de mi vida siga en ON. Ya se encargará el azar, el destino o quien quiera de girarlo o no. Ya veremos.

Y sí, Carpe Diem, Tempus fugit.

Lord Buworld

Explore posts in the same categories: Actualidad, Artículos, Lord Buworld, Reflexion

2 comentarios en “ON-OFF”

  1. Gines Lopez Says:

    Siendo como soy, optimista por naturaleza, el vivir desfrutando de la vida a cada momento, se me hace cotidiano. También esas imágenes del tren descarrilando en una secuencia ta corta y tan llena de muerte, me dejan paralizado de entrada, pero afortunadamente…. mi tren sigue y a eso me aferro.
    Muchas cosas pueden invertir ese “interruptor” de nuestro camino, pero mientras tanto llegan, viviré hacia adelante, y cuando llegue, ya me apresurare yo en volverlo a posicionar.
    Mientras tanto un abrazo desde la distancia Lord Buworld.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: